Bernardo Jurado Capecchi: “Está comprobado que Hugo Chávez hizo un pacto con el Diablo, como lo hizo Fausto”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Bernardo Jurado Capecchi, hijo de ese gran historiador y muy digno militar venezolano como lo fue Bernardo Jurado Toro, autor de 59 libros, es un hombre encantador, con excelente dicción, de una vasta cultura y que como decía su abuela materna fue criado y amado como un príncipe, heredero en un ambiente de escritores, poetas, juglares y de intelectuales. Nuestro personaje de la semana, nacido en el Horóscopo chino bajo el signo de El Tigre, un 16 de enero de 1962, es muy bien interpretado en esta cultura milenaria: Son personas muy pasionales y llenas de energía. No pasan desapercibidas, son aventureros, independientes, ingeniosos y les gusta la diversión. Son amigos para toda la vida, aunque les gusta ser el líder del grupo.

Es capitán de navío en situación de retiro, con veintiún años de carrera en la Armada y cuatro comandos de buques de guerra en la mar y en comando; y Estado Mayor Naval. Por cierto, nos llama la atención que, de las 4 ramas militares existentes, a los graduados de la Armada Venezolana y Aviación, se les considera muy distintos. Casi siempre proceden de familias de clase media alta, profesionales, sin resentimientos sociales. Los de la Armada, los hombres que usan llamativos uniformes de color blanco, son cuidadosos con los modales, con las normas sociales, son glamorosos como lo era el encantador Richard Gere en la recordada película Reto al Destino (1982).

En su extenso proyecto de vida de nuestro entrevistado Bernardo Jurado se aprecia su gran formación académica como Magister Scientiarum en Gerencia de Empresas, con especialidad en Gerencia del Recurso Humano; diplomados en toma de decisiones gerenciales y administrativas; Se ha destacado como profesor de oratoria y como profesor de postgrados en ocho universidades, escritor, poeta, conferencista y articulista. Es poliglota, habla tres idiomas. Ocupó el cargo de vicepresidente del Instituto venezolano de liderazgo y estudios estratégicos. Es asesor del Stimulust art foundation en Miami Florida. Asimismo, fue asesor del Presidente de Diques y Astilleros Nacionales C.A.  Es creador del Blog “Escritos Nocturnos de Bernardo Jurado” con más de 540 mil Visitas de página y director General del Grupo Editorial “Jurado Publishing” con escritores en Latinoamérica y Europa. Además, incursionó como productor de televisión y presentador en Mega TV Channel 22, América TV Channel 41, CNN Latino Miami Channel 18 y Mira TV Channel 18.

-¿Qué lo hace sentir feliz?

-Me hacen feliz muchas cosas y amo ser escritor, casi siempre estoy inspirado. Un atardecer me detiene. Un bar me cautiva. Los amigos que se escogen de manera correcta te hacen crecer y que son como nuestra familia.

-¿Los militares venezolanos también lloran?

-Claro que los militares también lloran, lo que no nos hace endebles de ninguna forma, es un manejo emocional y al final del día las emociones son el termómetro de si estamos felices o tristes. Lloré mucho cuando mi padre falleció, sentí que el edificio de mi vida se estaba derrumbando, cosa que es verdad y lo sigo extrañando y llorando.

-En una oportunidad el contralmirante Wolfgang Larrazábal dijo que los militares deben estar en el cuartel y los civiles en el Palacio de Miraflores. Y todos los civiles en Venezuela estamos claros que no se equivocaba en esta afirmación Larrazábal.  Porque, aunque en Miraflores hoy tenemos a un civil, todo su entorno y quienes deciden en todo son militares, y así lo dispuso Hugo Chávez Frías antes de irse de Venezuela en el mes de diciembre 2012, cuando recayó del mal que tenía y escogió morir ¡en La Habana! ¿Qué opinas de esta afirmación?

-El almirante Wolfgang Larrazábal tuvo toda la razón, por varios motivos. En el mundo existen tres carreras la carrera militar, la carrera diplomática y la carrera del sacerdocio católico, lo demás son profesiones como la del periodista. Cuando usted tiene como presidente a un militar, a un diplomático o a un cura, estás deformando su carrera, y entonces está ocupando una posición para lo cual no está preparado.

-La desesperanza se ha apoderado en todas las calles del país. Cada vez vemos más atornillados al poder a Maduro y a todos los que lo rodean. Se han “crecido” internamente con los errores de la oposición desde el 30 de noviembre del 2019; y también la pandemia los ha oxigenado políticamente para hacer lo que les venga en gana, así como violentar los derechos humanos en medio del silencio de las cuarentenas. Toque de puertas en dónde sea, bien sea para “ajusticiar” sin que nadie pueda decir nada o detener en total silencio a los enemigos o críticos del gobierno En su opinión, ¿adónde vamos? ¿Cómo vamos a salir de esto?

-Venezuela va hacia la inopia. Va hacia el mundo oscuro de la mente de Nicolás Maduro y de los 40 ladrones de su entorno. Vamos o ya estamos hacia los tiempos medievales, con el no acceso al agua corriente, ni a la energía. Nuestro país no tiene combustible, no tiene educación y nadie trabaja. Venezuela está en la realidad concreta de morir por hambre, porque no hay comida, porque la población en general está sumida en una gran pobreza. El comunismo es hambre, es superchería, es brujería, es hacer una cola por todo. Los comunistas nunca consiguen fondos. Siempre tienen una manera muy eficiente de matar por hambre.

Según Jurado Capecchi, al chavismo o el madurismo hay que definirlo como una enfermedad mental “es increíble que todavía hay personas humildes que apoyan esta locura y esto no se entiende. Este es un proceso educativo al revés, en el cual tampoco hay justicia. Este es un régimen que entra a la casa de cualquiera y elimina a cualquier miembro de tu familia, y no sale publicado en ninguna parte, porque no tenemos una prensa libre. Esto que se está viviendo en Venezuela es algo terrible ¡y no tiene fin!

-¿Cuál podría ser su próximo libro o título, teniendo como tema todo lo que le ha ocurrido a Venezuela desde hace más de dos décadas?

-Mi próximo libro está en camino. Llevo siete capítulos. Se llama “Café Jardín” y tiene que ver con mi vida. Es una novela basado en hechos reales. Va a ser mi décimo libro publicado. Y allí digo cómo Hugo Chávez me acusa de algo improbable. Me acusó de ser un espía de Estados Unidos y por supuesto me acusaron ¡de traidor a la patria! Me hicieron un juicio y determinaron una pena de 30 años de cárcel. Este libro va estar en Amazon, la librería más importante del mundo y en las más prestigiosas de Florida y del mundo también.

-¿Fue un error o no, que los militares tuviesen el derecho a votar en la Constitución de 1999 y estar activos en la política como un civil militante más, al servicio del partido de gobierno que esté en el poder?

-Definitivamente es un error que los militares voten en Venezuela, en un país maleducado como el nuestro. En el primer mundo no hay problemas, usted no es un militar adeco o chavista y ejerce su voto secreto como cualquier ciudadano y no hay opinión al respecto. Con respecto a esto, Aristóteles, en su libro “La Politeia”, en la página 33 de esa edición, que casi me la aprendí de memoria, hablaba que los militares tenemos que venir de un estrato social medio-alto y no tiene que ver con el dinero. Tiene que ver con un proceso educativo, el ambiente en donde se críe ese niño a quien le vamos a dar la exclusividad del monopolio de la violencia de un país, porque sino un “pata en el suelo” como Hugo Chávez se pone “muy bravito” y se alza. Y viola la Constitución cuando le viene en gana. Y vuelvo a repetir, no podemos elegir de presidente a un delincuente.

Afirma el experto escritor, que “La Politeia” de Aristóteles, es un vocablo íntimamente relacionado con la democracia directa “sistema político que imperó en Atenas, polis griegas del siglo VI, antes de nuestra era. La participación ciudadana era fundamental en este tipo de Estado, donde los varones libres hijos de ciudadanos atenienses decidían los asuntos fundamentales de la polis”.

Para nuestro entrevistado, la clasificación de las formas de gobierno propuesta por el filósofo griego Aristóteles, la Politeia hace referencia a un gobierno legal, “donde el poder está en manos de la clase media amparada por la constitución. La considera una de las formas puras de gobierno, ya que es un gobierno donde muchos ejercen el poder para el bien común. Este bien común es el que la enrola como forma pura, al igual que la Monarquía donde gobierna uno y la Aristocracia, donde lo hacen los mejores, pero siempre para beneficio de todos. Si fuera para fines personales serían formas impuras. Es posible que la Politeia que propuso Aristóteles como la forma mejor de gobierno, sea una mezcla entre Aristocracia y Democracia; lo que daría como resultado una especie de República, donde la mayoría que toma las decisiones sería una mayoría calificada, integrada por sectores cultos, ya que los sectores socialmente más desfavorecidos pueden ser fácilmente presa de los demagogos.

-¿Qué es en verdad Soberanía?, porque ese concepto en Venezuela ya muy pocos saben que significa desde hace más de dos décadas.

-Yo considero que el significado de soberanía es una palabra satánica que ha hecho que toda América Latina sea soberanamente pobre desde la Patagonia hasta México. Debemos recordar que Estados Unidos intentó ayudarnos con la lucha contra el narcotráfico, y dijeron que no podían poner una base americana en Venezuela porque la soberanía no lo permite. Ahora ¡soberanamente! tenemos cocaína y la exportamos. Soberanamente, tampoco tenemos una industria petrolera, porque ¡soberanamente!, después de botar a la calle a más de 20.000 trabajadores de PDVSA, tuvieron que buscar ¡soberanamente! fuera del país personal especializado, porque el mundo petrolero es muy complejo, y su mayor recurso es el humano y NO cuántos pozos petroleros se tienen. ¡Soberanamente! luego de ser nuestra industria petrolera la 2da más importante del mundo, ya no tenemos nada. También ¡tenemos la soberanía alimentaria! y Venezuela se está muriendo de hambre.

-Los militares en Venezuela, desde que tenemos memoria, son católicos y le rezan a la Virgen de Coromoto, incluso los del chavismo. ¿Qué pudo pasar que toda esa maravillosa formación cristiana que han tenido siempre, de repente la guardaron en un cajón oscuro y hacen cosas terribles con los ciudadanos o militares enemigos del régimen?…

-Soy un hombre sumamente católico y devoto de la Virgen del Valle, patrona de los marineros. Ciertamente, no solo los militares eran católicos, toda Venezuela era católica. Cuando llega el comunismo a un país, pasan cosas inevitablemente evidentes. La primera, es que todo el mundo hace cola por todo.  Segundo se va la luz y la tercera es que entra la brujería, la superchería, la santería y cuánta cosa oscura exista. Estas son las características que te permiten diagnosticar cuando el comunismo llegó a un país, y tiene que ver también con un proceso educativo. Y esto lo planteo en mi libro “La fragancia de la rebelión”, en un capítulo que se llama “El pacto faustico”, en el cual relato este pacto de Hugo Chávez Frías con El Diablo, que está comprobado que hizo un pacto con el Diablo, como lo hizo Fausto. Te prometen sexo, dinero, poder, salud y abusos, pero ese pacto solo dura una década y te mueres: que fue lo que le sucedió a Chávez.

El pacto de Fausto en la literatura: Por medio de un pacto, Mefistófeles, demonio súbdito del Diablo, accede a obedecer y dar información de todo aquello que intrigue a Fausto durante veinticuatro años, al término de los cuales el alma de este será propiedad del Diablo.

Los pactos fausticos: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-879X2011000200001
El personaje de Fausto: https://es.wikipedia.org/wiki/Fausto

-En medio de esta terrible pandemia que azota al mundo y a nuestra Venezuela, ¿cuál es la lección que debe haber quedado en cada uno de nosotros?

-Con la pandemia hay muchas lecciones, y a mí me ha dejado muchas. Y las lecciones pueden ser buenas si solo de manera matemática tenemos una visión hacia el aprendizaje. Podemos buscar en el pasado lecciones, otros pueden buscar rencores y otros solo ven la vida desde el retrovisor, viendo hacia atrás. El parabrisas es mucho más grande que el retrovisor. Hay que disfrutar este presente, este momento actual, porque al final del día el objetivo de la vida es ser feliz.

-¿A quién le reza usted cada noche y en cada amanecer? ¿Cuáles son sus plegarias más urgentes?

-Aunque mi cara de pecador no me ayude, yo rezo el rosario diariamente a las 5 de la mañana antes de irme a trotar hasta las 6:10 am. El rosario se implanta en el catolicismo en 1211 y en la Batalla de Lepanto, el 7 de octubre de 1.543, se puso en evidencia el poder, la fuerza y la magia del santo rosario. En las noches me encomiendo a nuestro Señor Jesucristo, a la Virgen del Valle, y a San Antonio que es mi patrono. Hay un santo muy milagroso que es el Padre Pío o San Pío de Pietrelcina Su historia es muy hermosa: ¡Búscalo y ve lo mágico que era! Y él decía en vida, que iba hacer más cosas ¡muerto!, que vivo y así ha sido, porque ha cumplido con su palabra. El Padre Pío fue un fraile y sacerdote católico italiano famoso por sus dones milagrosos y por los estigmas que presentaba en las manos, pies y costado. Nacido como Francesco Forgione, le fue dado el nombre de Pío cuando ingresó en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Fue beatificado en 1999 y canonizado en el 2002 por el papa Juan Pablo II.

-¿Cuál pieza musical le gustaría sintonizar una y otra vez, cuando salgamos los venezolanos de esta pesadilla en la que nos encontramos?

-No sé cuál pieza musical, me encantaría sintonizar una y otra vez. Yo me he americanizado mucho. Tenemos el deber de mimetizarnos en esta sociedad encantadora y bendita que le ha abierto la vida al exilio venezolano. Mi vida es inglés hasta las 4 de la tarde, cuando salgo de mi oficina, y me voy a escribir en español, lo que en verdad es una locura. Por supuesto me encanta el jazz, antes que nada, que es mi música para meditar, para escribir, me gusta la música clásica y también soy un bailador de la salsa. Me gusta la variedad, y en la variedad está el gusto.

-Y por último, ¿cuál es su mensaje para los venezolanos que mucho sufren en Venezuela y en la diáspora? Hay muchos que están muy mal desde todo punto de vista en distintos países de América Latina, ¿qué pueden hacer desde el exterior para que se sientan menos desprotegidos y menos humillados?

-Mi mensaje para los venezolanos que se encuentran en el exilio, es de recordarles que tuvimos una muy deseable inmigración de Europa, en la postguerra y de Colombia, también llegamos a tener una inmigración deseable y contabilizada de más de 5 millones de colombianos en nuestro país. A los venezolanos que están en el exterior, les aconsejo que se mimeticen en donde están con amor, con sacrificios, con honor, sean mejores ciudadanos, aprendan a cumplir las leyes. Amen el país en donde están, sin olvidar a Venezuela, y les aseguro que les irá mejor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: