Cada día en Venezuela mueren dos trabajadores de la salud y en una semana fallecieron 13 médicos

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

En la semana del lunes 7 de septiembre al 13 de septiembre fallecieron por lo menos 15 trabajadores sanitarios en el país, de los cuales 13 eran médicos, una era enfermera y uno era camillero.

Venezuela mantiene el promedio de dos trabajadores de la salud fallecidos cada día en el país como consecuencia de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Solo durante los primeros 13 días de septiembre murieron 29.

El personal del sector salud ha sido uno de los más golpeados durante los seis meses de emergencia en Venezuela por la pandemia, con los pediatras y los ginecólogos como los más afectados. Según el registro de Efecto Cocuyo, por lo menos 126 trabajadores sanitarios del país fallecieron entre el 13 de marzo y el 13 de septiembre.

El primero de los 15 trabajadores sanitarios fallecidos fue el ginecobstetra Elio Margiotta, cuya defunción ocurrió el 7 de septiembre en el estado Nueva Esparta. Se trató del cuarto médico fallecido en la entidad por los efectos de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Trabajaba en la Clínica Nueva Esparta.

En Barinas murió la geriatra Emilsy Vegas, quien trabajó en el Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inass). Se convirtió en la tercera especialista en morir en la entidad por COVID-19.

En Valencia, estado Carabobo, murió Víctor Lugo, médico internista intensivista de la unidad de cuidados intensivos de adultos de la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (Chet). Su hermana, la pediatra puericultora Edith Lugo, falleció por la misma enfermedad un día después en el estado Aragua.

Al sur del país murió la enfermera Yenni Osto, enfermera del área de maternidad del Hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar.

Portuguesa registró su primer especialista fallecido por COVID-19 el martes 8 de septiembre. El endocrinólogo César Somoza, de 50 años, murió mientras era trasladado a Barquisimeto, estado Lara. Era director del Sistema Integral Socialista de Salud del Estado Portuguesa (Sissep) y coordinaba la Red Hospitalaria y Ambulatoria de la entidad. También trabajó en el hospital Miguel Oraá de Guanare e integraba el equipo de trabajo de la gobernación.

Ese mismo día falleció la doctora Mireya Villasmil de Leal. Era pediatra de la Costa Oriental del Lago del estado Zulia y era esposa del médico Juan Leal, quien falleció por la enfermedad el pasado 24 de agosto.

En el oriente del país se confirmó el deceso de Pablo Márquez, camillero que trabajaba en la sala de partos del Hospital Universitario Luis Razetti de Barcelona, estado Anzoátegui.

El miércoles 9 de septiembre murió Marlon Cabana, médico residente del postgrado de Psiquiatría de la Universidad de Oriente (UDO) en el Hospital Ruiz y Páez de Bolívar. Era de nacionalidad colombiana, según el Colegio de Profesionales de Enfermería de Ciudad Bolívar.

El mismo día falleció en el Distrito Capital el médico neurocirujano Héctor López, del Hospital Militar de Caracas y de la Policlínica Méndez Gimón. Era uno de los fundadores del centro privado de salud. Según sus colegas, estuvo semanas batallando contra el COVID-19.

Al occidente del país murió Nélida Salas, nefróloga del estado Falcón, del Hospital de Coro Dr. Alfredo van Grieken de la capital. Estaba en la unidad de cuidados intensivos.

El jueves 10 de septiembre murió en el Hospital Luis Razetti del estado Anzoátegui el traumatólogo José Gregorio Herdez, confirmó el gobernador de la entidad, Antonio Barreto Sira. Ese mismo día se informó sobre la defunción de Diomedes Pena, cirujano general. Era jubilado del Hospital Ángel Larralde del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) y en la actualidad ejercía en el sector privado.

El fin de semana murieron dos especialistas. El primero fue el médico internista Jesmar Ramonis, quien estuvo más de tres semanas en cuidados intensivos del Hospital Luis Razetti de Barcelona, Anzoátegui, hasta su fallecimiento este sábado 12 de septiembre.

Un día después murió la última de los 15 trabajadores sanitarios de la semana: Ana Mercedes Flores, ginecobstetra de Carabobo. Trabajaba en la Maternidad de Guacara y murió en la Chet de Valencia.

“De Ana Flores me siento orgulloso al haber contribuido en su formación como ginecobstetra. Siempre quería saber más, aprender más y dar lo mejor de sí para lograr una atención digna a la embarazada”, compartió el doctor Jorge Pérez de Médicos Unidos de Venezuela.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: