Caos

Editorial / Venezuela RED Informativa

La economía venezolana no se ha dolarizado, como anuncia el Sr. Maduro. La realidad es que el sistema económico nacional simplemente se ha desmantelado. Es decir, por extraño que parezca, ha sufrido un retroceso al esquema de transacciones que se llevaban a cabo a través del uso de fichas de las grandes haciendas, en la era de la desconectada Venezuela del siglo XIX.

La profunda destrucción nacional tenía necesariamente que alcanzar a la dinámica de intercambio económico. Así, la corriente nominal del sistema venezolano, el dinero que se mueve a todo lo largo y ancho del país, está compuesto por cualquier cantidad, tipos y denominaciones inimaginables en cualquier moneda.

El numerario, los billetes en circulación dentro de Venezuela, en bolívares, son insuficientes tanto en cantidad como en “capacidad” para pagar cualquier bien. La sensación general es la de estar viviendo en el refugio caribeño de Piratas, de la Isla de La Tortuga en pleno siglo XVII.

Esto es un desastre sin nombre ni antecedentes modernos, que distorsiona aún mucho más a todos los precios en el país. Un manicomio económico establecido en un territorio sin ley ni gobierno. Sin regulaciones de ninguna naturaleza.

Caos, bochinche, anarquía y degradación completa y absoluta es el rostro verdadero de la destruida economía venezolana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: