Cinco policías metropolitanos continúan detenidos por sucesos del 11 de abril de 2002

Roberta Montesinos / Venezuela RED Informativa

Es inconcebible que cinco policías permanezcan detenidos por la masacre perpetrada por Hugo Chávez el 11 de abril del 2002. Una fecha que consideramos funesta, porque “Tiburón Uno”, que fue su seudónimo, llevó a cabo un autogolpe de Estado que posteriormente reconoció. Sin embargo, estos cinco policías Héctor Rovaina, Marcos Hurtado, Luis E. Molina, Arube Pérez y Erasmo Bolívar llevan 16 años y 4 meses y encarcelados injustamente. Los tienen enclaustrados en la Cárcel Militar de Ramo Verde. Los referidos policías han debido ser excarcelados en el tiempo mínimo requerido, pero ese derecho ha sido ignorado, a pesar de sus buenas conductas y estudios realizados. Las condenas en algunos de ellos fueron de 16 años y algunos meses, otros de 17 años y 10 meses de prisión también a 30 años, como el caso de Luis Molina. Por ello, la Junta Patriótica, Voz de la Resistencia, exigirá a la Asamblea Nacional la apertura de un debate en el cual se demostrará que “Tiburón Uno” fue el culpable de esa emboscada, para que quede demostrada la inocencia de los injustamente acusados y condenados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: