Clarito

Editorial / Venezuela RED Informativa

¡Claro que SOLOS NO PODEMOS!

Con una clase política que se dice opositora, arreglada con un gobierno media docena de veces fraudulento, en mil diabluras y triquiñuelas convictas y confesas. Con un “estado” en absoluto modo de fallo, que sus voceros, ministros y “cuadros” más parecen pranes de algún penal administrado por doña Iris que funcionarios públicos. Con una población secuestrada por decreto presidencial por el hampa hecha gobierno. Sin insumos de vida básicos, combustible y medicamentos en la mitad de una peste planetaria.

¡Solo un milagro nos puede salvar de la extinción! La única ruta posible para la salida es desempolvando el camino de las armas. Por las malas y desde afuera es la vía correcta y legítima que tiene toda la nación para sacudirse de la peste roja rojita, con todo y sus variantes asociados.

Acá no hay confusión posible ni términos ambiguos. Contingentes rusos, cubanos e iraníes totalmente expuestos por unos mamarrachos mil veces traidores, colaboran en la represión, la depredación y el saqueo del pueblo venezolano y de todo lo que se les atraviesa.

Hablamos de un ejército de ocupación, bárbaro y criminal, que se financia con el pillaje y la destrucción de cuanta cosa encuentran.

Verdaderos mercenarios a pago, de unos individuos que serán registrados por la historia que enseñarán a nuestros nietos en el futuro, como los más arrastrados e indignos fulanos que alguna vez nacieron en nuestro país. Malvados que arredraron a Venezuela a lo más sucio y pervertido del mundo, por conservar el poder.

La realidad nos impone ver a estos personajes como lo que realmente son: enemigos.

¡Toca actuar en consecuencia!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: