Claudio Fermín: “No estoy de acuerdo con gobierno de Maduro, pero no voy a incendiar mi casa para salir del inquilino”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El presidente del partido Soluciones para Venezuela, Claudio Fermín, asegura que en Venezuela es necesario que todos los factores impulsen un proceso de distensión política ya que, a su juicio, los “niveles de confrontación a muerte no han llegado a ninguna solución”, sino que, por el contrario, las posiciones cerradas de algunos factores de las élites políticas, han agravado más la crisis.

Durante su participación reciente en un canal privado, el también sociólogo y profesor universitario aseguró que la mayoría de los venezolanos desea que la conflictividad política y los efectos del bloqueo económico contra el país se resuelvan por las buenas, por lo que le atribuyó una importancia fundamental a la Mesa de Diálogo Nacional para lograr ese objetivo.

“El pueblo quiere que haya un proceso de entendimiento, no quiere violencia, ni confrontación. El país quiere un proceso de tregua política para que las confrontaciones sean sustituidas por algún entendimiento”, añadió.

Cuestionó que factores de la autodenominada extinta Mesa de la Unidad auspicien que los efectos del bloqueo contra Venezuela se incrementen. “Cuál es el sentido que la respuesta de nosotros en la oposición sea agravar más la situación (…) Los partidos que participamos en la Mesa de Diálogo Nacional creemos que la solución es tratar de resolver la crisis e impulsar una distensión, e impulsar el diálogo”.

“Qué derecho tienen los gobiernos de Estados Unidos, Unión Europea o algunos países suramericanos de asfixiar a Venezuela porque ellos no están de acuerdo con el Gobierno de Maduro. Yo no estoy de acuerdo con el gobierno de Maduro, pero yo no voy a incendiar mi casa para salir del inquilino”, enfatizó.

Fermín además reprochó la visión primitiva de algunos voceros de oposición, según la cual dialogar, signifique rendirse o capitular. Indicó que los partidos que quieren dialogar, no son los responsables de que los anteriores procesos de diálogo hayan fracasado, porque los interlocutores tenían como filosofía el “todo o nada”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: