Corruptos temblad ante “canto” de Saab: Documentos del TSJ, Junta Patriótica y sociedad civil, claves para extradición

Marcelo Antonio Lorca / Venezuela RED Informativa

A propósito de la aprobación de extradición por el Tribunal de Apelaciones en de Barlovento Cabo Verde a USA, del empresario barranquillero, Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro, quien en suelo estadounidense está siendo procesado por el lavado de unos 350 millones de dólares, por contratos corruptos de construcción de casas subsidiadas y los alimentos Clap, caso donde el chavismo-madurismo, no ha dejado pieza por mover para lograr la liberación de su agente y evitar que el individuo afine la garganta y, cante, en los Estados Unidos llevándose a más de uno en los cachos.

Este vínculo de Saab con Maduro, ya se había detectado desde hace mucho tiempo atrás, en la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional por el diputado Richard Arteaga, quien anunció una investigación, pero fue frenado por el Presidente de la Comisión Freddy Superlano que presuntamente “negociaba” y le daba el trato de “Buena Conducta” a Saab. Y así sucesivamente vino Staling González, y tampoco fue a fondo en la investigación, “tierrita a los ojos” ante el caso y, al parlamentario de Voluntad Popular, Ismael León, quien sí denunció toda esa podredumbre, ahora se encuentra preso.

En cuanto a la decisión los abogados de Saab insisten en que es un ciudadano venezolano, que tiene estatus diplomática y capturado arbitrariamente cuando cumplía una misión humanitaria para el régimen de Maduro, todo esta argumentación se vino abajo, este tres de agosto, con el fallo del Tribunal caboverdiano de la extradición.

En esta decisión del tribunal donde si existe ley en correcto orden, en mi opinión, juegan papel importante dos documentos: uno enviado a la Dra. Janine Tatiana Santos Lélis Ministra de Justicia y Trabajo de la República de Cabo Verde, emanado por del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) legítimo, y, el otro, a la Dra. Fátima Coronel, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia de la República de Cabo Verde, por la Junta Patriótica Venezolana, La Unión de la Resistencia y la Sociedad Civil venezolana en el exilio.

El TSJ desconoce “la pretendida imposición de nacionalidad venezolana del señor Alex Saab por parte del régimen de Nicolás Maduro Moros, por no cumplir con el procedimiento legal establecido en la Ley de Nacionalidad y Ciudadanía” por cuanto este hecho hace de naturalización es un acto nulo, y cuya nacionalidad de Saab queda establecida colombiana, tumbando el argumento del régimen venezolano.

Asimismo en el documento señalan que Nicolás Maduro es un usurpador y que todas sus actuaciones y de sus ministros “son espurias y no tienen validez, según artículo 138 de la Constitución de Venezuela”.

La ilegitimidad Maduro deriva del acto realizado de ese Alto Tribunal en sentencia condenatoria del 15/08/2018, publicado el fallo en extenso el 29/10/2018, en juicio criminal relacionado con las contrataciones de obras públicas con la Empresa Odebrecht.

Por su parte, la Sociedad Civil y la Junta Patriótica Venezolana en la misiva expresan el apoyo al legítimo al TSJ y al presidente colombiano, Dr. Iván Duque, quienes respaldan “la solicitud de extradición de Cabo Verde a los Estados Unidos del narcotraficante colombiano Alex Saab”.

Asimismo piden a los Magistrados que todas las solicitudes hechas por Baltazar Garzón y otros abogados contratados por el usurpador y condenado penalmente Maduro, “no se han presentado, ya que estas solicitudes no tienen la validez o la calidad del procedimiento para formar parte del proceso de extradición”.

Fueron enfáticos al denunciar en la carta al gobierno de España, a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Jhon Borrel, Rodríguez Zapatero y el Grupo Puebla, por el delito de obstrucción de la justicia, generando demoras en la extradición.

Alegan además, que la Corte Penal Internacional avanza en un examen preliminar contra el gobierno de facto del régimen y existe una gran probabilidad de que sean judicializados los violadores de los DD.HH., comenzando por Maduro, quien, ha desdeñado el amplio informe de la Alta Comisionada de los DD.HH., Michelle Bachelet.

Estos documentos a mi parecer, fueron contundentes en el proceso contra Saab, que ahora, presentará su “concierto” como cantante principal ante la justicia estadounidense.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: