Delincuencia binacional más colectivos chavistas extorsionan a migrantes venezolanos que van a Colombia (+Video)

Venezuela RED Informativa

La frontera de Colombia con Venezuela, por el Norte de Santander, se ha convertido en el último mes en el escenario de sangrientas confrontaciones entre colectivos chavistas y miembros de una banda delincuencial conocida como Línea, que se disputan el control de las rentas ilegales derivadas del contrabando y del paso irregular de migrantes.

En lo corrido de este año, las autoridades colombianas han atendido cinco acciones armadas sobre los 400 kilómetros de línea divisoria que separan al área metropolitana de Cúcuta con las poblaciones venezolanas de San Antonio y Ureña. El saldo de estas arremetidas, que incluso han desencadenado en balaceras en inmediaciones a los puentes internacionales, son de seis muertos y cerca de cinco heridos.

Según fuentes de inteligencia de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), quienes protagonizan esta escalada de violencia pertenecen a un grupo residual del clan del Golfo, llamado La Línea, que surgió entre 2013 y 2014, con una fuerte injerencia criminal en seis barrios de las comunas 3 y 4 de la capital nortesatandereana, y en algunos sectores de Ureña.

Los cabecillas de esta banda siguen controlando el tema financiero y operativo desde la cárcel y esto no ha sido solucionado por la autoridad.

Su jefe es alias “Cepillo” y fue capturado en abril de 2017. A partir de ese año, el Gaula de la Policía ha encaminado operativos contra las redes criminales de esta organización, logrando la captura de más de 20 de sus integrantes, quienes se encuentran vinculados a procesos judiciales por los delitos de desaparición forzada, homicidio, secuestro y desplazamiento.

Pese a estos contundentes resultados, la estela delictiva de La Línea se resiste a desaparecer.

“Esta banda sí ha sido golpeada en sus estructuras. Pero sigue habiendo muchas dificultades. En primera medida, los cabecillas de esta banda siguen controlando el tema financiero y operativo desde la cárcel, y esto no ha sido solucionado por la autoridad. Los que no pueden hacer esto desde la prisión, lo han encargado a subalternos y familiares de ellos, que siguen ahí. Y otro punto, el más grave, es que siguen reclutando a migrantes venezolanos”, explicó Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar.

Los cuerpos policiales colombianos siguen estrechando el cerco contra esta organización. De hecho, hay 25 integrantes identificados, que mantienen intacto el negocio de la extorsión al contrabando y al paso irregular de migrantes por las trochas El Águila, La Carbonera y El Escobal, a pocos metros del puente internacional Francisco de Paula Santander.

El integrante más peligroso de La Línea –según esta unidad de inteligencia- es Jesús José Hernández, alias “Causa”, un venezolano de 24 años, identificado con la cédula 24.311.916. Además de controlar la trocha El Águila, es el jefe de la banda de sicarios de este grupo ilegal.

Alias “Causa” sería el responsable de ordenar la masacre en el barrio Torcoroma, de Cúcuta, que dejó cinco personas muertas a principios de este año.

Incluso, sus acciones sanguinarias han generado molestia entre su cúpula criminal. Fuentes ya hablan de una ruptura de “Causa” con sus superiores por haber perpetrado la masacre de cinco personas, en el barrio Torcoroma, de Cúcuta, a principios de este año.

Frente a este panorama delictivo, el alcalde de Cúcuta, César Rojas, pidió una evaluación de la situación por parte del Gobierno Nacional y dijo que, de ser necesario, solicitaría el aumento del pie de fuerza del Ejército Nacional en el territorio binacional.

“Es que existen tres grupos armados, que están generando esta alteración del orden público. Estoy preparando un informe, para elevarlo al Gobierno y presentarle posibles acciones, entre ellas la de aumentar la presencia de las Fuerzas Militares”, indicó el funcionario.

Además de los colectivos chavistas y de La Línea, la Sijín también trabaja para identificar a una nueva banda, llamada “El Tren de Arauga”, que estaría irrumpiendo en el sector limítrofe y escalando esta disputa con más acciones armadas. Fuente: El Tiempo de Colombia / Foto: Cortesía

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: