Dudas

Editorial / Venezuela RED Informativa

La noche del sábado 4, Juan Guaidó se acostó a dormir como lo que demostró ser a todo lo largo de 2019: un perfecto estúpido. Para amanecer el domingo 5 como un “mártir” del gobierno ilegitimo. Vociferando que en Venezuela existe una implacable dictadura. Que el chavismo compró conciencias por docenas de a quince y que en el país ni hay Defensoría del Pueblo, ni Fiscalía ni Tribunal Supremo.

Es decir, ¡materia vista! ¡El diablo siempre paga mal! Y así se deshizo entre gallos y madrugada de Guaidó y de su devaluado “Vamos Bien”, como parte de la nueva charada anual de cada 5 de enero.

El Gobierno juega a mantener a la oposición que tenemos, tras la pérdida del rankin de las barajitas gastadas del año anterior, por una gente que pudo hacer mucho por el país, pero no hizo nada.

Si de verdad verdad “esto” no es más que un circo para subirle la audiencia a una MUD hecha pedazos, entonces que designen de inmediato un auténtico gobierno de transición nacional en el exilio, e invoquen la aplicación de todos los tratados y protocolos panamericanos existentes para enfrentar a nuestros captores.

Es decir, que la oposición se transforme en Resistencia. En caso contrario, estamos nuevamente de cara a otro arreglo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: