El enemigo es rojo rojito

David Bonyuet / Venezuela RED Informativa

Con “El Potro” como director del improvisado hospital Poliedro, la guachafita del supermercado iraní, el mercadeo por terminales de cédula y el esquema 7-7, Infiernozuela confirmó que es un país bizarro. Pero si quedaban dudas, pues la pelea entre diferentes líderes de la resistencia indica que hemos perdido el norte. Aquí el único enemigo es rojo rojito y todas nuestras energías deben ser para sacarlo a como dé lugar.

El director del Interamerican Institute for Democracy (Instituto Interamericano para la Democracia), Carlos Sánchez Berzain, presentó el segundo panel de “Iniciativas para cesar la usurpación en Venezuela”:

En su introducción Carlos destacó las profundas diferencias de los que luchamos, el sectarismo y el divisionismo en las fuerzas de la resistencia. Ciertamente en la lucha contra la dictadura solo existen dos bandos: el régimen y los opositores: “no acepta una tercera posición, la zona gris pertenece a la dictadura, el pretexto para descalificar a la gente que está luchando en contra de la usurpación es una ayuda a la dictadura”. Esta reflexión nos debe llegar a todos los que estamos en esta lucha contra el peor conglomerado criminal del mundo y probablemente de la historia.

Como muchos ya saben, soy miembro voluntario del “Comité de Validación y Supervisión” de la “Sociedad Civil Organizada” https://sociedadcivilvzla.org/ y aunque respeto a todos los demás miembros voluntarios de este grupo y puedo asegurar que aquí nadie está buscando protagonismos, yo, en lo personal, no estoy de acuerdo en criticar a otros movimientos. Personalmente pienso que todos tienen posiciones honestas, respeto sus propuestas y creo firmemente en todos ellos. Como ya he dicho en previos artículos / videos, hay que apoyar todo lo que tumbe al régimen. Reconozco que en el pasado tuve diferencias con los que proponían “salva tu voto”, pues en aquel momento nunca vi una acción concreta en respuesta a un acto pasivo. ¿Podremos entre todos buscar un camino hacia adelante para seguir la lucha contra los rojo rojitos?

Es verdad, hay muchos chavistas azules, también los hay rosaditos, otros son tomates (aunque lo nieguen: rojitos por donde se les vea) y hay muchas patillas (verdes por fuera y rojitas por dentro). Algo que nadie niega es que los rojo rojitos están mejor estructurados, muy bien organizados y extremadamente preparados. Ellos no caen solos ni por las buenas.

De este lado hay muchas opciones y ojo, ¡yo no rechazo ninguna! Podemos pedir el TIAR, R2P, carta democrática, Doctrina Roldós, Convención de Palermo, la DEA, pedir al SouthCom que actúe, revuelta interna, rebelión externa, implosión de las FAN, etc, etc. Eso es lo que hay, desde la “Sociedad Civil Organizada” entendemos eso y queremos unificar la lucha. A algunos no les interesa y está bien. Creo firmemente en la libertad de opinión y, sobre todo, creo que los venezolanos debemos apoyar todas las opciones.

Como ciudadanos todos debemos participar activamente en llamar a la intervención desde todas nuestras posiciones: los guaidolovers, los antitoaverga, en el extranjero, desde Infiernozuela, en todas las calles, desde todos los cuarteles, desde las universidades o desde todos los edificios. El llamado de “intervención” debe salir de nuestra alma, con todas nuestras fuerzas, en todos los escenarios públicos, en todas las manifestaciones, en todas las fechas patrias. ¡La intervención depende de todos nosotros!

Todos los activistas de la resistencia sabemos que solo una intervención salvara definitivamente a Infiernozuela, pero también sabemos que el único que tiene el potencial de ser el libertador de América y prócer independizador de Venezuela, es sin duda el Presidente Donald Trump. Nuestra libertad empieza por apoyarlo a ganar su reelección. No olvidemos que ha sido el único que ha afirmado que “¡al chavismo hay que destruirlo y aplastarlo!”. ¡Vamos a hacer que América vuelva a ser grandiosa otra vez!

@DBonyuet

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: