El necesario pragmatismo político

Overlord / Venezuela RED Informativa

“La discusión más trivial sobre la importación del trigo de Egipto, me había enseñado más sobre el manejo del estado, que la lectura de la República de Platón”

Adriano. Siglo III dC

Uno de los retos que enfrenta la democracia es la de mejorar su capacidad para hacerse entender de una forma a la que podríamos definir como “más pragmática”. Para nadie es un secreto que el bajo nivel de educación y cultura en Venezuela nos hace más propenso a las ideas esperanzadoras que a los deberes y compromisos de la realidad. Un pueblo al que le es más satisfactoria la ficción que la realidad, y las redes han ayudado lamentablemente a mantener esta forma de conducta.

En una nación con marcadas carencias en todos los órdenes, la comunicación efectiva es la que debe conciliar el mensaje con su realización concreta. No basta para la conducción política el agotado modelo del mensaje populista y peor aún las contradicciones recurrentes que han sido la base de la MUD. Lo mágico y lo inmediato, tienen 15 años en ese discurso de la esperanza que nunca llega.

Los intelectuales analizan las operaciones de los sistemas internacionales, los estadistas deben construirlo. El primero puede elegir el problema que desee estudiar, el estadista pragmático debe luchar con los problemas que enfrenta. El analista tiene todo el tiempo del mundo, el estadista lucha con la presión del tiempo. Finalmente, el analista dispone de todos los hechos, el otro debe juzgar con situaciones que no se pueden demostrar en el momento en que toma las decisiones. Esto es doctrina.

No se debe encapsular el momento político tan solo con lo mediático y denunciando por qué el gobierno no da respuesta. El gobierno no va a dar respuesta porque no las tiene, no dialogará ni mucho menos reorientará su política. Ganan tiempo con artilugios mediáticos mientras permiten la dolarización porque es su única y ultima estrategia. Lo del virus y la gasolina son circunstancias que no habían previstos, solo las usaron a su favor.

Ningún régimen autocrático se retira voluntariamente, el pragmatismo es su mejor herramienta. Mientras los sesudos intelectuales de la oposición hacen análisis estratégico de cómo va actuar USA o los europeos en largos escritos por las redes, demuestran su inmadurez, ya que no han atinado a descifrar los pasos de este gobierno y pretenden hacerlo con los de las potencias.

Los políticos cercanos a la MUD, se encuentran taciturnos al elaborar respuestas y estrategias a puerta cerrada sin abrirles la participación a los hombres y mujeres capaces que en el país existen. Pareciera ser una táctica permanente el de ayudar a la supervivencia del régimen. Demasiada confianza en que esto se resolverá por las negociaciones que se desarrollan a espaldas del país.

El régimen persiste en su error, no por desconocimiento sino porque están atrapados en su fango y así también nosotros. Debemos cambiar de ipso-facto el modelo de estrategia opositora para salir de la crisis. La constitución prevé los artículos, si de interpretarla se trata son mucho más expeditos para salir de esta coyuntura que las interpretaciones que los interesados en las elecciones les darán.

Quien acumula saber, se hace filósofo o erudito, gana en conocimientos, pero pierde en audacia. La acción sin talento es revuelta y anarquía, pero por igual, el talento sin acción resulta en un fútil ejercicio académico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: