Escenarios para Venezuela

Miguel Ángel León R. / Venezuela RED Informativa

Para los que creen que EEUU está jugando a la cohabite están con el G4 y el régimen narco criminal. Están muy equivocados.

EEUU se pliega a la propuesta del G4 no porque está de acuerdo con los términos, sino porque le viene como anillo al dedo para cuidarse la espalda ante la opinión pública mundial, cuándo actúe unilateralmente para darle estricto cumplimiento a la judicialización de los narcos terroristas a quienes ya le puso precio a su cabeza.

EEUU lo hizo a sabiendas de que el régimen en las voces de sus líderes ya sujetos a un juicio judicial lo rechazarían de inmediato, como en efecto lo hicieron en menos de media hora.

Ya pisaron el peine, fue por eso que el sistema judicial americano los sacó del juego antes, al ponerle precio a sus cabezas.

Ahora saben que no hay ninguna negociación posible ni perdón para ellos, eso los obligó a rechazar la oferta, como en efecto lo hicieron.

Dejaron fuera a Padrino López y a Maikel Moreno temporalmente para tentarlos a traicionar a Maduro, ellos saben que les queda muy poco tiempo antes que también le pongan precio a su cabeza en la segunda lista que van a sacar en los próximos días.

EEUU sabe que también esto podría crear un quiebre dentro del partido, sobre todo en los políticos que quieren sobrevivir a este jaque mate cantado.

El otro quiebre podría suscitarse en los oficiales medios que comandan tropas, pero es por un tiempo muy limitado.

EEUU sabe que el régimen se queda sin recursos, sin combustible y sin capacidad operativa en pocos días y con la gente en casa será mucho más fácil y menos riesgoso cualquier operativo quirúrgico que se quiera realizar.

El otro quiebre será el del mismo pueblo, porque el gobierno se quedará sin respuesta para ellos en pocos días, si todo lo demás falla, esta sería la razón más justificada para entrar.

A todas esta nadie los podrá condenar por hacerlo, será una intervención humanitaria más que justificada.

Y para que no quede duda ya ordenó el bloqueo naval y aéreo para cercar completamente al régimen, lo demás ya está hablado con Brasil y Colombia por las otras fronteras, en otras palabras; no se equivoquen, esto no son simples palabras, esto es más que una amenaza creíble, esta es una operación paso a paso, que se aproxima a su clímax, ya no hay vuelta atrás, ahora no los salva ni una negociación a última hora con el G4, que es la última carta que les queda sino se dan ninguno de los otros escenarios que mencioné previamente.

Este escenario lo compartí desde hace más de dos años, cuándo dije que el fin de esta historia no era ni democrático, ni constitucional, y mucho menos electoral, ellos estaban construyendo un caso de seguridad nacional, sustentado por los cargos de narcotráfico y terrorismo, esto ya es un caso judicial sin retorno, o se rinden o están muertos, la cuenta regresiva ya comenzó, el tun tun si va a funcionar pero al revés, a dónde se van a esconder, no sé, todo esto es sin contar a los mercenarios profesionales (casa recompensas) que también juegan en esta partida, a partir de ahora, tendrán un ojo abierto y el otro también, desconfiaran de todo el mundo y se volverán erráticos, empezarán a cometer errores que les costará muy caro.

quizás alguien se pregunte: ¿meterán preso a Guaidó? No lo creo, pero si lo hacen apresurarán su final, aunque Guaidó ya no es la pieza importante en este en este momento, pero si será la excusa perfecta para actuar.

Están en jaque, muy pronto veremos el jaque mate.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: