Exiliados venezolanos instan a USA a designar al alto mando militar de Maduro como organización terrorista

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) instó el lunes al gobierno de Estados Unidos a que designe al alto mando militar del régimen de Nicolás Maduro, y a los oficiales que aspiran a ingresar a él, como integrantes de una organización terrorista.

La organización, una de las más activas dentro de la comunidad venezolana del Sur de Florida, explicó en una carta dirigida al Secretario de Estado Mike Pompeo que la designación es el paso lógico a seguir luego de que la justicia de Estados Unidos acusara a Maduro y los principales miembros de su régimen de conformar una organización de narcotraficantes que auspicia el terrorismo.

“Una vez conocida la acusación formal (…) en contra de Nicolás Maduro y miembros de su dictadura por tráfico de drogas hacia Estados Unidos e incluso su captura tiene recompensa a nivel internacional, está muy claro que cualquier militar que acepte un cargo o un ascenso por parte de estos prófugos de la justica internacional, está aceptando formar parte de una organización criminal dedicada al narcotráfico y terrorismo internacional”, señaló Veppex en la misiva.

Veppex, organización integrada por disidentes y militares venezolanos que abandonaron el país bajo la persecución del régimen, agregó que la designación podría ayudar a desmoronar el control que Maduro ejerce sobre las fuerzas armadas.

“Una medida de esta magnitud ejercería una presión muy fuerte sobre los militares venezolanos y los obligaría a decidir en qué lado de la historia quieren estar y las consecuencia que pueden correr por ello”, señaló.

El Departamento de Justicia acusó en febrero a Maduro y al número dos de su régimen, Diosdado Cabello, de convertir a Venezuela en un narco estado que auspicia el terrorismo uniéndose a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para exportar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Los cargos judiciales también incluyen a otros 13 altos funcionarios y del régimen y fueron acompañados por el anuncio de recompensas de entre $10 y $15 millones por información que ayude a capturar a los integrantes de la organización, conocida como el Cartel de los Soles.

Según la acusación federal, los funcionarios enfrentan cargos por narcoterrorismo, narcotráfico y tráfico de armas en un esquema diseñado en el 2006 para ayudar a las FARC a tomar el poder en Colombia y a los integrantes del régimen a engordar sus cuentas bancarias.

Las FARC, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno colombiano en el 2016, es considerada como una organización terrorista por el gobierno de Estados Unidos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: