Fundación que promueve el arte entre personas con autismo busca sede en Miami

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El trastorno del espectro autista (TEA) es una afección neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Este trastorno incluye lo que se conocía como síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Se lo llama “trastorno de espectro” porque diferentes personas con TEA pueden tener una gran variedad de síntomas distintos. Estas pueden tener problemas para hablar con usted y es posible que no lo miren a los ojos cuando usted les habla. Además, pueden tener intereses limitados y comportamientos repetitivos. Es posible que pasen mucho tiempo ordenando cosas o repitiendo una frase una y otra vez. Parecieran estar en su “propio mundo”.

La historia de Roxana Corcuera, presidenta de Bryan’s Art Foundation, se asemeja a la de miles de madres que deciden ofrecer posibilidades a sus hijos con autismo para que se desarrollen en la medida de sus capacidades o teniendo en cuenta sus inclinaciones.

Cuando su hijo menor Bryan apenas tenía cinco años, Roxana se percató de que escuchando música country (aunque en su casa jamás se oyó este género) él lograba calmarse y dejaba de tener episodios de llanto intenso. Luego descubrió que la pintura también tenía en él el mismo efecto. Así que decidió iniciar un camino para solicitar a las alcaldías de cada ciudad del condado Miami-Dade, que se incluyeran programas especiales en ese sentido e información en sus páginas WEB.

Con la intención de que otros niños con condición de autismo tuvieran la posibilidad de acercarse a las diferentes expresiones artísticas, nace Bryan’s Art Foundation “una fundación sin fines de lucro que tiene como misión lograr la inclusión social y educativa de las personas que sufren de una discapacidad de desarrollo como Autismo, Down Syndrome, entre otras condiciones”.

Durante varios años Roxana centró su misión en conseguir espacios para que niños y jóvenes con alguna condición recibieran clases de las diferentes manifestaciones artísticas. Música, pinturas, escultura, danza. Cada uno con su talento y con su interés. Para lograr el financiamiento hizo campañas, lograba donaciones, hacía eventos y así iba ayudando a las familias.

Su prioridad para este 2020 era la creación de una escuela de arte propia de la fundación, pero llegó la pandemia y los recursos, los esfuerzos y las energías los tuvo que enfocar a las familias que en medio de la cuarentena o de las restricciones para la circulación no podían salir a comprar alimentos. “Desde que comenzó la pandemia hicimos un arduo trabajo para buscar alimentos cada semana. Es que a estas madres y padres les es muy difícil salir a un supermercado a hacer una fila por tiempo prolongado para comprar. Así que decidimos enfocarnos en conseguir alimentos y otros beneficios”.

Ahora, cuando ya hemos establecido ayudas semanales para las familias que así lo requieren, nos hemos vuelto a enfocar en la escuela de Arte, por lo que iniciamos una campaña de recolección de fondos para lograr los dineros para el alquiler del depósito y de los primeros meses. “Tenemos un espacio amplio que es ideal para la escuela de arte. Allí podremos ofrecer algunos cubículos en alquiler para hacer terapias, con la finalidad que ese dinero sirva para mantener la escuela.

Queremos que sea auto gestionable, pero en un primer momento necesitamos los fondos para arrancar con el alquiler”.

Roxana Corcuera destaca que quiere aprovechar el momento cuando los precios de los alquileres han bajado un poco y así poder tener la escuela.

Explica que la idea es dar clases de pintura, música, danza, baile a jóvenes, adultos y niños con alguna discapacidad. “Buscamos la inclusión, que se sientan en un espacio agradable y óptimo para su desarrollo”. Asegura que los planes donde los jóvenes más funcionales acuden a escuelas de artes y logran integrarse con niños regulares se mantiene porque no quiere perder esa oportunidad.

Para lograr este objetivo Bryan’s Art Foundation abrió una cuenta en GoFundMe. “Estamos iniciando esta campaña que busca que con solo cinco dólares nos puedan ayudar a tener este espacio ideal para niños con condición en Miami-Dade”.

Si desea contribuir puede hacerlo por la GoFundMe. Y si desea contactarlo en su cuenta en Instagram @bryan: https://www.instagram.com/bryansartfoundation/?hl=es

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: