Guyana confía en solución justa a disputa con Venezuela en Corte Internacional de Justicia

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El Gobierno de Guyana mostró confianza en que tras obtener el que asegura respaldo de la comunidad internacional y apoyado en su representación jurídica obtendrá un resultado favorable en la disputa fronteriza con Venezuela en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Con base en nuestros argumentos y justificaciones confiamos en que la CIJ tiene jurisdicción para fallar en el asunto”, dijo el ministro de Asuntos Públicos de Guyana, Juan Edghill, este sábado 12 de septiembre en su primera conferencia de prensa desde que asumió el cargo.

La CIJ trata de dirimir la disputa territorial que sostienen Guyana y Venezuela, una vía que tiene su origen en 2016, cuando Naciones Unidas, en ausencia de avances significativos hacia una solución del problema fronterizo entre los dos estados, optó porque la CIJ acogiera el caso para buscar una solución.

La iniciativa del secretario general fue bien recibida en Guyana y obtuvo el apoyo de buena parte de los países del Caribe, pero se encontró con la hostilidad de Venezuela. La disputa fue llevada ante la CIJ el pasado 30 de junio sin la participación de Venezuela.

“La Administración del Partido Progresista del Pueblo -PPP- continuará tratando este asunto de manera bipartidista, y anticipamos el apoyo de la oposición parlamentaria”, dijo Edghill.

Sostuvo que la Administración del presidente Irfaan Ali protegerá la soberanía de Guyana y su integridad territorial, fortaleciendo la diplomacia multilateral.

Dijo que el Gobierno también está enfocado en fortalecer el liderazgo y la presencia de Guyana dentro de la Comunidad del Caribe (Caricom).

“Como país más desarrollado dentro del marco regional, Guyana está preparado para fortalecer su liderazgo a través de su compromiso con el Tratado de Chaguaramas -que estableció el Caricom-“, subrayó Edghill.

También elogió la presidencia de Guyana en el Grupo de los 77 y China (G77), que busca fomentar la cooperación entre países en vías de desarrollo.

El territorio en disputa entre ambos países, denominado Guayana Esequiba en Venezuela y dividida en varias regiones en la República de Guyana, abarca casi 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo, lo que supone casi dos terceras partes de la antigua colonia británica.

En esa zona, la compañía Exxon Mobil ha encontrado grandes yacimientos petrolíferos gracias a los cuales Guyana esperaba producir unos 120.000 barriles de petróleo diarios en 2020, una cifra que, según varias estimaciones, podría alcanzar un arco de entre 700.000 y un millón de barriles diarios a mediados de la década.

El régimen de Venezuela propuso al Gobierno de la República Cooperativa de Guyana reiniciar los contactos diplomáticos que permitan alcanzar una solución práctica y satisfactoria de la controversia territorial por el territorio del Esequibo.

Ambas naciones suscribieron el 17 de febrero de 1966 el Acuerdo de Ginebra el cual establece los mecanismos para iniciar un proceso de tratamiento del diferendo histórico por el Esequibo.

La disputa por el Esequibo: La zona en disputa comprende áreas marítimas y territoriales, así como ricas reservas naturales. Para Guyana, que actualmente ejerce soberanía en la zona, el Esequibo significa dos tercios de su territorio.

En la época colonial y postcolonial el territorio fue controlado por los imperios de España, Holanda y Gran Bretaña. Al Venezuela alcanzar su independencia inicia el reclamo por el territorio Esequibo. En 1897 nuestra nación y el Gobierno británico se comprometen a resolver la disputa en tribunales internacionales. Así se produjo el Laudo Arbitral de París de 1899, que falló a favor de Reino Unido.

En estricto apego al Acuerdo de Ginebra de 1966, Venezuela propuso a Guyana reiniciar contactos diplomáticos que conduzcan a la elección conjunta de un medio para alcanzar una solución práctica y satisfactoria a la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba: pic.twitter.com/bO61FLCU30.

Tras el fallo Venezuela denuncia la complicidad entre los delegados británicos y el juez ruso de aquel tribunal, cuyo voto fue decisivo en contra de Venezuela.

En 1962 Venezuela denunció el laudo como “nulo e írrito” y reactivó el reclamo del territorio ante la ONU. Así se originó el Acuerdo de Ginebra en 1966, según el cual la zona es controlada por Guyana, pero su soberanía es reclamada por Venezuela. El acuerdo, que era de carácter transitorio, estableció un plazo de 4 años para solucionar el diferendo.

Al vencerse el acuerdo de 1966 y tras la independencia de Guyana el 26 de mayo de 1966, se firmó el 18 de junio de 1970 el protocolo de Puerto España, entre Venezuela, Reino Unido y Guyana que congeló las negociaciones por 12 años.

Entre el 1982 y 1999 ambos países intentaron resolver el diferendo a través del mencionado mecanismo de buenos oficios de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que nunca arrojó resultados concretos.

Durante el Gobierno de Hugo Chávez el diferendo se archivó, en parte debido a las buenas relaciones entre el fallecido presidente venezolano y Georgetown. En la última década Guyana ha podido explotar la zona en consorcio con transnacionales no solo estadounidenses, sino también chinas.

El fracaso de la ONU: En mayo de 2015, la petrolera estadounidense ExxonMobil anunció el descubrimiento de un yacimiento de petróleo en el océano Atlántico, justo en una zona que entra en el histórico diferendo territorial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: