Hablen claro, ¡carajo!

Juan Tenorio / Venezuela RED Informativa

Hablar claro y coloquialmente, de manera sencilla, el que se usa en la vida cotidiana, parece un comportamiento no acorde con los políticos venezolanos, también le dan vuelta a las cosas con imaginación increíble, para no herir al tirano o al régimen de turno. Y todos, absolutamente todos, hasta el más ignorante se da cuenta de esa verdad aplastante. Venezuela en lenguaje claro, es un país, ya lo sabemos, arruinado económicamente, moralmente, intelectualmente, espiritualmente, y en un sinfín de cosas más, pero, ¿Por qué digo esto?

En cualquier sistema político y social del planeta, cuyos representantes políticos y los que tengan el poder ejecutivo, deben ser sensibles, por lo que deberían darse cuenta, que los niños y ancianos, son el sector más débil de la población. Por tanto, deben ser los más protegidos y sin embargo en nuestra Venezuela no existe esa atención. Por el contrario, todos, de alguna manera nos enteramos, que el calvario o vía cruces comienza cuando la madre, necesita parir ; pero ella no goza de ninguna atención, no se le atiende en ningún hospital, mucho menos suministrarle medicinas, y no le queda sino parir de manera natural en la calle o donde sea, y para completar, cuando por suerte llega a un sitio de esos, es maltratada por quienes la atienden y tiene que acomodarse en cualquier camilla sucia, en un ambiente por demás, insalubre, sin amor (muchos creen que el amor es el sexo)cuya atención es de personas sin conocimientos médicos y a riesgo sólo de Dios. Si la criatura nace viva, le toca la pesadilla de enfrentar la calamidad más arrecha, más miserable, sobrevivir sin comida, ropa prestada, sin ninguna atención, sin educación, en un lugar como Venezuela que Dios privilegió con tantos recursos, un país extinguido, minimizado hasta el máximo; y, por otro lado, triste decirlo, “nadie sabe, nada de nada”.

Para engañarnos, muchos “Institutos educativos” han sido creados o fundados, sólo para decir que están graduados, y esos bachilleres que tampoco sabemos cómo obtuvieron ese primer título se prestan para asumir situación tan delicada que termina en barbaridad. Importante también decir, que las personas en su peregrinar se convierten en ladrones, en aventureros, embusteros, criminales y en el mejor de los casos en un pendejo, pacífico, conformista, indigno como alegrarse si le llega la electricidad o el agua o la caja clip, totalmente fuera de la realidad, es El Hombre Nuevo, creado en comunismo, toda una farsa, un embuste, una criminalidad.

Ese Hombre Nuevo, si llega a viejo cierra con broche de oro su estadía en el planeta, un doctorado en hambre, miseria, desatención y maltrato gubernamental, que repercute en todo el país, y eso pasa porque no se sentaron las bases para una verdadera Democracia acorde con las condiciones que han predominado en Venezuela, y que por ese mismo motivo por sus abundantes recursos pasó a ser también un país apetecido, y no pueden decir que es falso, que los extranjeros se fueron adueñando de todos los espacios políticos, económicos y sociales y que además educaron en medio de este alboroto, a sus hijos para que tomaran las riendas de un país de pendejos, que su gente sólo piensa en carros, mujeres y placer, y también al contrario, carros, hombres y placer, dejando la nación en manos de criminales.

Además, los Congresos que existieron y aún persisten, aunque con otro estilo no han hecho su trabajo de bloquear la ambición desmedida de algún extranjero, hijo de la 1ra generación hasta la 3ra., ocupando cargos relevantes cuando éramos nación. Cuando se revisa con claridad, vemos desde Guzmán blanco, la incidencia extranjera en las construcciones, empezaron los comportamientos extraños, sólo Gómez se mantuvo a raya de estas cosas, cometió errores es verdad, pero la historia tiene que darle su valor, Gómez perdonaba a los insurgentes, no invertía en cosas innecesarias, pero muy riguroso, castigaba a quien reincidía, que fue quizás su error más grande.

Después de él vino López Contreras, hombre bueno que sienta las bases para una democracia, en ese trajinar se monta después Rómulo Betancourt y luego Raúl Leoni, dominicano y traído a Venezuela desde muy niño expresamente a El Manteco en El Estado Bolívar, hombre sin conocimientos de economía, mucho menos de Gerencia, pero eso sí, no era ladrón, los gobiernos restantes hasta el fatídico Hugo Chávez, ejercieron la primera magistratura con gran desorden e ignorancia, sin presupuestos públicos, sin permitir el acceso a nada, siempre con secretismo en la Presidencia y un Congreso Bicameral.

Aunque, llama la atención que resaltaba la lujuria, la vanidad, la tramoya, así se perdió el país, entregado al delincuente más grande que parió la tierra de Bolívar, Hugo Rafael Chávez Frías, megalomaníaco hasta los tequeteques, destruyó lo poco bueno de la 4ta República y entregó el país a Cuba y esas fueron sus aventuras, nadie puede desconocer esta gran verdad, traicionó al país a carta cabal, lo entregó y se hacía pasar por nacionalista, algún día no muy lejano, Cuba debe ser la diana de Venezuela, es necesario cobrarle el daño a nuestra nación.

Lo más importante ahora, es conocer esta historia y no repetir los errores del pasado, tenemos un legado, nuestro país arruinado, con una población cada día más ignorante, sin estudio, sin educación, sin asistencia social, sin seguridad, actualmente estamos menos cero.

Refundar el país

No entregar el país a un loco, abogado, médico, economista, administrador, un ladrón, un chanchullero, es lo que nos sale, sería como meter un pataruco en un corral de gallinas finas, hay que Refundar a Venezuela, leer y espiritualizarse, crear pensum con valores y principios para educar a los niños en las escuelas, atención médica de calidad, asegurar a las personas que no tienen recursos y crear una economía fuerte, es la nación por la cual debemos luchar y que estamos obligados a empujar para que nazca, conocemos modelos exitosos como Singapur, expulsemos a las lacras, a los traidores y aventureros del medio, solo así podemos abrir brechas para un futuro mejor.

De igual manera, por traición debe ser eliminada, La Fuerza Armada, como también todos los Organismos de Seguridad corruptos y además ninguno aporta nada, todos están corrompidos y son inútiles en la construcción de un País, lo nuevo deben ser jóvenes sin vicios para estos menesteres, deben ser adoctrinados y entrenados que sientan amor hacia sus semejantes, hacia la patria, igualmente se debe renovar el Tribunal de Justicia, y sobre La Constitución del futuro debe reducirse y cumplirse, la ley en el buen sentido “El ciudadano solamente debe obedecer a las leyes, y estas leyes no pueden tener otro objeto que la conservación, la seguridad, el bienestar, la unión y el reposo de la sociedad”. Barón de Holbach. Y por ello decimos que no debe ser formuladas por locos y aventurero, también debe, crearse mecanismos y requisitos para ser político, todo debe cambiar en pro de la Venezuela del futuro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: