Hamponato

Editorial / Venezuela RED Informativa

Llamemos la “cosa” por su nombre. Dejemos los academicismos. “Esto” no es ni en bromas una autocracia.

El país está bajo control y secuestro territorial de un sinnúmero de bandas de delincuentes y forajidos que operan como mafias y se reparten recursos, oportunidades y la vida y propiedades de varios millones de indefensos, porque lograron tomar por asalto electoral al Estado Venezolano y se han mantenido a punta de trampas y fraudes comiciales por 20 años.

En un tiempo cercano a una generación, la porquería del siglo XXI lleva “invicta” en eficiencia continua en el poder, en las narices de todo el mundo.

No van a dejar el poder por las buenas. Cada día que pasa aprietan más y más a nuestro pueblo exhausto y pobre en esperanza.

La única forma de enfrentarlos y ganarles la partida es a través de su total extinción como factores políticos de cualquier tipo. Son ellos o nosotros. Se entiende, ¿verdad?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: