Jefe Policía de Miami: “Extremistas vinieron a crear problemas” en protestas

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El jefe de la Policía de Miami, Jorge Colina, afirmó que “no sabemos si algunos de los detenidos” por las manifestaciones del pasado fin de semana en la Capital del Sol, pertenecen al grupo de izquierda radical Antifa, pero afirmó que está seguro de que son “extremistas”, cuya intención “era crear problemas”.

Colina reveló que de los 57 detenidos el sábado 30 de mayo “44 viven fuera de Miami, ya sea en el condado Miami-Dade, Broward o Palm Beach”, pero siete de esas personas radican en estados como “Nueva York, Minnesota o Michigan”.

El oficial señaló que el domingo 31 las detenciones sumaron solo tres, al tiempo que dos de esas personas no son del estado de la Florida. “Estas personas podrían enfrentar cargos federales a través de la fiscalía, que está revisando esos casos”, explicó.

El titular de la Policía de Miami subrayó que “no sabemos si son de Antifa, pero sí son extremistas que vinieron a crear problemas. Eso sí puedo decirlo con toda seguridad”.

Las protestas en Miami, como también en otras ciudades de los Estados Unidos, tuvieron lugar tras la muerte del afroamericano George Floyd, registrada en Minneapolis el pasado 25 de mayo, en la que un oficial de la Policía de esa localidad es acusado de asesinato no premeditado.

Entretanto, el presidente Donald Trump se ha referido al grupo de extrema izquierda Antifa, como el encargado de radicalizar las protestas por la muerte del Floyd.

Sobre los daños originados por las manifestaciones pacíficas, que en algún momento se convirtieron en disturbios, Colina reportó que al menos 15 patrullas resultaron afectadas por acción de los protestantes. Tres de esos vehículos fueron quemados.

“El sábado todo empezó como una protesta bastante tranquila, pero cuando empezó a bajar el sol, algunos que estaban protestando se pusieron agresivos”, explicó el oficial. Incluso lanzaron piedras y botellas contra los agentes de la Policía que custodiaban el cuartel general en Miami.

Las personas detenidas en el marco de estas acciones, entre las que destacan algunas que violaron el horario de toque de queda que se impuso entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana en Miami, Colina advirtió que estas personas “solo estuvieron detenidas para que no siguieran en las calles”, pero aparentemente no fueron multadas por incumplir la orden.

El sábado 30 la jornada de protesta se tornó violenta cuando manifestantes extremistas se acercaron al cuartel central de la Policía en Miami y tiraron piedras y botellas a los agentes del orden, e incluso quemaron dos vehículos policíacos. Los oficiales respondieron con gases lacrimógenos y balas de gomas.

Algunos locales comerciales, incluso ventanas y paredes de edificios colindantes, fueron vandalizados por los agitadores que, según los organizadores de la protesta pacífica, “no forman parte de ellos”. Incluso el centro de estudios Miami Dade College en el centro de la ciudad. También saltaron locales comerciales y robaron mercancías en Bayside Marketplace.

Por su parte, el domingo 31 la protesta estuvo a punto de tornarse violentas pasadas las 8 de la noche, cuando un grupo de manifestantes optó por asaltar una tienda CVS en el centro de Miami. Afortunadamente, otro grupo lo impidió.

A juicio de Colina, la Policía de Miami estaba preparada para afrontar estos mítines. “Nuestro deber es proteger a las personas en sus derechos y si alguien quiere protestar puede hacerlo, pero cuando alguien quiere hacer daño, no podemos permitirlo”, apuntó.

Colina respondió a los cuestionamientos de algunos residentes de la Capital del Sol que aseguran que el toque de queda no comenzó a ponerse en vigor a partir de las 8 de la noche, como estaba previsto.

Al respecto, el oficial reconoció que a los manifestantes se les dio la oportunidad de regresar a sus casas, incluso después de esa hora. “Se les daban 10 minutos o más. La idea no era crear otros problemas, si veíamos a la gente caminando ya de regreso a casa”, aseveró.

Según Colina, la ciudad de Miami “salió bastante bien gracias a Dios” en “comparación con el resto del país” en el marco de las protestas que dejaron en el país decenas de vehículos oficiales y negocios vandalizados, entre otros daños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: