La Orchila

Editorial / Venezuela RED Informativa

El señor Maduro y el resto de sus mamarrachos guapean tras las pruebas de los misiles de largo alcance, made in Teherán desde La Orchila.

Como si fueran gente, este grupo de delincuentes en sociedad con lo peor del terrorismo de Estado que habla en farsi, le vuelven a sacar la lengua a la América de Donald J. Trump.

El ejercicio de propaganda de la NARCODICTADURA es el complemento de las baterías misilísticas cuyo emplazamiento en la Sierra de Falcón denunció Pablo Medina.

Toca recordar que estos jugueticos están diseñados para tocar y hacer mucho daño a objetivos tanto civiles como militares en la Costa Este norteamericana, en un abrir y cerrar de ojos.

Por cierto, le pueden pegar una ojiva con cualquier basura o diablura que a los iraníes se les pueda ocurrir. ¡Para eso es que cuentan con la Venezuela de Maduro y su banda!

Total, que poco importa si el señor Biden esté enterado de todo esto o no. Si la señora Clinton fue debidamente informada o si míster Barack Obama es capaz también de tolerar “eso” o sabe lo que significa. El que entendió entendió. “God save America”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: