Madre de zuliana asesinada en Chile: “No se callen, denuncien a sus parejas si las maltratan”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El llanto de una madre fue escuchado y en la tarde del martes 26 de noviembre, Mariana Quintero decidió partir a Puerto Ordaz, donde sería recibida en el Consulado de Chile.

Mariana viajó desde Maracaibo con un profundo dolor y con el corazón desgarrado: su hija Katherine Andrea Fernández Quintero fue asesinada a puñaladas, por su esposo en la madrugada del sábado 23 de noviembre en Puente Alto, una comuna y ciudad de Chile, capital de la provincia de Cordillera, perteneciente a la región Metropolitana de Santiago.

Mariana, maestra, intentará de repatriar el cuerpo de su hija para hacerse cargo de los dos niños que tuvo Katherine.

Mariana y su esposo, Jorge Luis Fernández, padres de Katherine dijeron devastados en su hogar, de la urbanización San Felipe, en el municipio San Francisco (Maracaibo), que Katherine tenía 28 años y era Comunicadora Social. Sus papás la recuerdan como una gran mujer, excelente profesional, buena hija y madre.

Katherine y Jhonatan Añez Morales partieron a Colombia el 10 de febrero del año pasado. Estuvieron en el país vecino tres meses y luego fueron a probar suerte en Perú, donde vivieron 8 meses.

“Fue en Perú, donde Jonathan comenzó a celarla hasta de la sombra. Le prohibió que trabajara para evitar que ella tuviera contacto con otros hombres. No la dejaba tener amigos y eso la tenía preocupada porque llegó a confesárselo a sus primos y una vez me dijo a mí por teléfono que él (Jhonatan) había cambiado mucho”.

“Ahora sus amigas de Perú nos cuentan que como pareja enfrentaban grandes problemas maritales y que él llegó a golpearla, pero nunca nos dijo nada y tampoco lo denunció”, dijo la madre.

Mariana informó que hacía varios meses que Katherine había llegado con su familia a Chile, buscando una mejor educación para los niños. Les estaba yendo bien, confió.

“Jonathan consiguió empleo como vigilante en un hotel y una empresa de turismo había llamado a ‘Kathe’ para orarle el cargo de gerente y eso alteró a Jonathan. Él no soportó que mi hija lo superara y las cosas se pusieron tensas entre ellos y mi niña decidió, hace unas semanas, dejarlo. Se mudó con una compañera de trabajo a una residencia”, contó.

El sábado, en la madrugada, Jonatan la llamó por teléfono y la convenció para hablar.

“Él fue hasta la residencia donde ella ya estaba durmiendo con los niños. Mientras hablaban sostuvieron una fuerte discusión. Él comenzó a atacarla y mi hija pudo pedir ayuda, llamó a una amiga y esta se comunicó con la policía, pero cuando los funcionarios (carabineros) llegaron, ya era tarde”.

Mariana Quintero, con un nudo en la garganta, dio un mensaje a las mujeres: “Denuncien a sus parejas si las están maltratando, no callen para que no les pase como a mi Katherine”.

Los progenitores de la víctima agradecen la ayuda del Gobierno de Chile e hicieron un llamado a las autoridades de Venezuela para que también colaboren y así aligerar las diligencias.

Jorge Luis Fernández: “Ese hombre mató a mi niña y ahora quiere hacerse pasar por loco.

Él debe pagar lo que hizo. Nuestra hija nos dijo que este diciembre sería diferente y mira lo que pasó”, dijo su padre Jorge Luis, entre lágrimas.

“Si será diferente porque ella no estará con nosotros”, expresó.
Mariana Quintero manifestó que Katherine era la mayor de sus dos hijas. La otra hija es María Isabel.

Fue Katherine la que les prometió que sus vidas cambiarían si ella lograba establecerse en el exterior.

“Desde pequeña, Katherine demostró ser muy responsable y trabajadora. Tenía mucho carisma y se ganaba rápido a la gente. Esa característica la alentó a formarse como comunicadora social en la Universidad Católica Cecilio Acosta (Única), donde se graduó con las mejores calificaciones, porque ella quería surgir y tener un gran futuro. No pensé que su vida acabaría de esta forma”, expresó. “Mi hija se fue con una maleta de sueños y retos. Se fue con Jonathan, su esposo desde hacía 6 años, y sus dos niños. Ameba a sun familiar”, narró.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: