“Magia” que acompaña a Juan Guaidó se extingue rápidamente

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Estos parapetos de azúcar glass, se desmoronan al primer contacto con la húmeda realidad.

Ni Alberto Federico, ni Carla Angola, ni los 32 “intelectuales” representantes de la beatería nacional pueden ocultar el cielo con un dedo. Parar lo indetenible, ni refutar aquello de la alta densidad de pendejos por metro cuadrado, de la cual habla NatGeo y Discovery Channel.

Hasta el Gato Garfield a ratos de equivoca.

No todo lo que sale por la televisión es verdad. Ya le toca a Leopoldo López meter a su muñeco en el baúl y mostrarse nuevamente en público, en disfraz del Capitán América…

Digo. No hay quien pueda con 32 millones de venezolanos de Adentro y de Afuera, pasando trabajos y calamidades. La estupidez y los estúpidos solo parecen funcionar en tiempos de abundancia y de buena vida.

La Venezuela de hoy por hoy, no da más para tantas tonterías. No hay duda alguna. El gran ganador de todo este sainete, ha resultado ser la porquería del siglo XXI. De manera que tampoco resulta muy simpático leer el comentario de Míster Pompeo. “Maduro ya no debería estar al frente de Venezuela…”.

¿Acaso se despertó el exdirector de la C.I.A. una buena madrugada y se “topó” con una cadena del Sr. Maduro en pleno lero/lero patriótico, revolucionario, chavista, socialista y bla, bla, bla? ¿Será que el Sr. Pompeo había olvidado que estos hijos de putas del siglo XXI siguen torturando, matando de hambre y abusando de todo un pueblo históricamente amigo de los USA, a escasas 3 horas de vuelo de su país?

¿Qué pasó con el Senador Marco Rubio? ¿Amnésico? ¿Poco informado de las “cosas” que pasan realmente en América? Porque declara a través de su cuenta de Twitter, que USA no está deportando a venezolano alguno que haya excedido sus tiempos de visa turística.

Según él, porque no hay vuelos directos a Venezuela. ¡Por favor! ¿Es joda o es en serio?

Conozco cuatro casos, de cuatro venezolanos, expulsados de EE.UU., con boleto pagado por el Departamento de Migración norteamericana, con destino a Costa Rica… No hace falta que haya vuelos directos… ¡con una buena patada por el culo basta!

La torta de los “arreglos” Barbados/Suecia es tan pero tan grande, que hace de los voceros del “cambio” decir y hacer pistoladas. Todo indica que para las pulgas del Circo MUD, habrá cambio de “número”. ¡Se tienen que reinventar!

Se está agotando el libreto del Juan Guaidó y de su esposa Fabiana, entrando y saliendo el baúl de Leopoldo López para hacer maromas. ¡La política es un asunto serio! Y el país ya no está ni para payasos ni para payasadas.

Los “operadores” sensatos deben volver a tomar el control de caos. Hay que visibilizar nuevamente el asunto Venezuela, en el contexto de su dimensión real. Ruina. Miseria. Hambre. Enfermedades. Precios imposibles de pagar. Completa destrucción del Estado. Servicios en manos de hampones y delincuentes.

Todo un país “regentado” y rematado por lo que queda de gobierno para hacer del gas, la gasolina, del aseo urbano, del cemento, y de los bienes básicos un espacio para el lucro de unos cuantos cientos de bandas de pillos desorganizados. Tipejos que se reparten “abajo”, lo que queda de país con la complacencia, aceptación y licencia de los infelices que nos tienen secuestrados. No es mercado negro… ¡Es mercado balurdo!
¡Que nadie se equivoque conmigo!

Sigo siendo un admirador y un jalabola eterno del pueblo y del gobierno de los yanquis.

Me parece que Míster Pompeo es la mejor elección de todo el gabinete del presidente Trump. Que el senador Marco Rubio es una heroica expresión de vida familiar y personal, de un país destruido por las mismas ratas que están acabando con el mío. ¡Pero en “esto” todos tenemos que ser serios! Y ellos deben jefear como se debe hacer, a todos los “cabezas e’ güevos” que dicen “hacer la política” en este país.

Nos están extinguiendo como pueblo y como raza unos grupetes de malvivientes a ambos lados de la ecuación política nacional, y los verdaderos dueños del circo no ordenan los números como deben ser. No disponen cómo es, cómo es que va la función… Que cada quien haga lo que tiene que hacer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: