¡No va!

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Recuperar la fe y la esperanza de una increíblemente grande cantidad de hombres y mujeres de Adentro y Afuera de Venezuela, tras estos diez meses perdidos en ridiculeces será cuesta arriba.

Los “Vamos Bien” la llevan difícil. Cambiar los parámetros y “secuencias” de su plan imaginario para la salida del poder de la NARCOPORQUERÍA que explota a Venezuela, les va a costar un realero en comunicación, juramentos de rumberas y promesas de borrachos.

Cómo van a vender-le al país un proceso electoral con el mismo sistema Smarmatic de siempre, es todo un ejercicio de Fantasías Animadas de Ayer de Hoy. Pasar de contrabando por la nariz a más de 19 millones de electores “inscritos”, el mismo REP con los millones de muertos que votan en todos los procesos fraudulentos venezolanos desde el 2004, será toda una aventura. Olvidar-se de los botones remotos que activan millones de votos inexistentes que terminan en la Sala de Totalización del CNE, va a consistir en toda una proeza.

Alberto Federico y su gang de periodistas avispaos, se tendrán que lucir esta vez a lo grande. Juan Guaidó continuará de pueblo en pueblo del país, echando el cuento, explicando los “Vamos Bien” y modelando sus trajes nuevos. Tarre, desde la OEA y D.C. continuará en su insistencia inútil en hacerse pasar por imbécil, apoyando la conveniencia de la salida electoral “…para abordar en secuencia el cese de la usurpación”.

Mientras que Ramos Allup y la comparsa de bolienchufados soltaran cientos de altisonancias y discursos de galería, desde donde insistirán que los que saben de política son ellos. Que el país está en buenas manos. Que los yanquis y el resto del Mundo Libre siguen su agenda, pues los USA y la CE son sus muchachos de mandado y hacen lo que ello le dicen que hagan…
¡Dios!

¡Más de lo mismo, pero con una dosis de cinismo superior a la normal!
Los pocos que crean o que deseen creer en tantas tonterías, están en su derecho. Pero esta vez les sale a ellos, a los últimos pendejos que quedan en pie en este país que esta de rodillas por los precios, el hambre y la mengua, ABSTENERSE de joder.

Se les ruega en el alma que se aparten del camino de aquellos que están construyendo una salida de verdad, oponiéndose a un nuevo fraude electoral que atornillará un poco más en el poder, a la NARCOCRACIA que domina el territorio en Venezuela.

Es el momento de pedirle a aquellos que acompañaran la “salida” electoral por las buenas y negociadas de la maldición del siglo XXI, que recen en la intimidad de sus camas, y de las salitas de estar de sus casas en cadenas de oración, si es de su gusto. Pero, ¡solitos y en silencio! Con “Fuerza y Fe”, ¡pero calladitos y sin joder! Porque el siguiente acto político de verdaderas masas en Venezuela, será el de hacer una brutal y despiadada Resistencia a cuanta acción de convocatoria, proselitismo y convencimiento lleven a cabo los miembros del Circo de Pulgas de la MUD, para la realización de cualquier tipo de comicios de cualquier naturaleza con el desgobierno bolivariano, que los extienda en el poder.

La Resistencia venezolana, aquella que adversa al régimen y a sus asociados que venden la “política” como el “accionar de los encuentros” para la recuperación del país, está enfrentada con todo aquello que signifique “arreglos” con cualquiera de las variantes del chavismo y de los bolihijosdeputas que están siendo azotados por la Administración de Míster Donald Trump.

De la naturaleza que sea. Cualquier payasada que gire en torno a la convivencia con los delincuentes que han arrasado con nuestro país, es y será objeto de Resistencia, Enfrentamiento y Rechazo por la calle del medio. Sin piedad y sin ningún tipo de remordimiento.

La Resistencia, en forma de una Venezuela que le da la espalda a los cómplices y a quienes dan sus caras al hacer las fechorías desde el desgobierno que nos está destruyendo, se OPONE a cualquier salida que no comience por el retiro total de las fuerzas del mal que están acabando con nuestro país. ¡Y punto! Sin fases intermedias ni frases gafas como “Operación Poco a Poco”, o cualquier otra pazguatada sacada de algún sombrero…

¡Simple!

NO actuando. NO respaldando. NO acompañando y NO jugando a banco, en cualquier intento que se lleve a cabo por “acomodar” el panorama político venezolano, con la alguna forma de cohabitación con estos otros hijos de la gran puta que han hecho de nuestra vida un infierno. ¡Qué pena!

Me temo que no estoy haciendo ningún tipo de propuesta, ni de llamamiento general. Simplemente creo estar recogiendo un sentimiento que esta clavado en el fondo del alma y del inconsciente colectivo de la gran mayoría de los venezolanos…

Esa, ¡NO VA!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: