Otra vez

Editorial / Venezuela RED Informativa

La Norteamérica electoral sigue permitiendo cocinar en su propia maldad otro episodio del tamaño del 11S. A tres horas en vuelo comercial y en la mira de las baterías misilísticas iraníes emplazadas en la Sierra de Falcón, los yanquis se están rifando su seguridad territorial ante el crecimiento sin control de la basura mundial que acompaña a la porquería del siglo XXI en Venezuela.

Si el señor Biden y la señora Kamala juegan a la ruleta rusa con la izquierda y los “progres” del planeta Tierra, es su asunto. Ya darán cuentas a su pueblo.

Todos perdimos con el debilitamiento Obama de la única potencia que asume la vida humana con respeto y dignidad. China, Rusia y sus satélites solo muelen carne para hamburguesas de trabajo mal pagado, maquilas y opresión.

Los “desbordamientos” sociales recientes ocurridos en Colombia confirman que el Foro de San Pablo no pierde ninguna oportunidad para calentar las calles a punta de viralizar las disfunciones en nuestros países.

Lo curioso es que son invidentes frente al catálogo de atrocidades que ofrece la NARCOCRACIA de Caracas. De “ahí” nunca aparece ningún video aficionado de la NARCOGUARDIA NACIONAL haciendo de las suyas, las salas de tormento ocultas del régimen o el ecocidio continuado de nuestras selvas “vírgenes”. ¡Qué raro!

Doble moral, doble discurso. Opacidad de lo evidente y mucho silencio cómplice. Varios clavos más para sus ataúdes.

Se carga cada vez más la masa crítica para la repitencia de desastres y eventos perfectamente predecibles, como continúe la debilidad del “dueño del patio trasero” frente al caso Venezuela.

Nos gusta dar por buena la frase de Mr. Trump: “We will not forget”. Ojalá y la entiendan en toda su longitud.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: