Para nada

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

¡Por favor! Hablar y señalar las “acciones” de la oposición MUD venezolana, no es un hobby para hacerle “el juego” al Gobierno. O trabajar en contra de la “unidad”, para fracturar el proyecto para salir de “esto”. O quizás creer que el Problema País no es la porquería del siglo XXI. O tal vez cumplir horario para el G2 cubano, los chinos o el servicio secreto ruso, que se pasea por media Venezuela como Iván por su casa.

¡Para nada!

Hablar y señalar las tropelías de la oposición MUD venezolana es una expresión simple y sencilla del más profundo horror, del más completo asco por todos aquellos actos, acciones y “omisiones” que unos pocos fulanos han sido y son capaces de llevar a cabo para traicionar la fe y la necesidad de cambio, que todo un pueblo ha depositado en ellos.

Para invisibilizar un desastre humano de magnitudes bíblicas, que unas bandas de individuos supuestamente “comprometidos” con la salida del Régimen castro comunista atornillado en Venezuela, negocia y arregla con un gobierno espurio e ilegítimo para así barnizar con una delgada cápita democrática el “qué dirán” internacional.

Es un trabajo de señalar y advertir que justamente la oposición MUD es desde hace muchos años, una franquicia comercial con sucursales en los 21 estados del país y en donde la migración nos ha llevado, que traiciona abierta y descaradamente al pueblo venezolano.

Que se arropa, es cómplice y está asociada con un NARCOREGIMEN que la usa como contrapeso político. Como vitrina interna y externa para crear una ficción de democracia electoral, por lo cual son generosamente remunerados por sus “servicios”. El asunto es que hay una parte todavía importante de la Nación venezolana, que ya sufre del “Síndrome de la Esposa Abusada”.

Una parte cada vez más pequeña afortunadamente del país, parece haber aprendido a vivir con los maltratos, las traiciones y las explicaciones sin pies ni cabeza de estos bandidos disfrazados de salvadores de la patria. Con las infidelidades constantes. Con las mentiras absurdas del marido abusivo, por la simple razón de que “es el padre de mis hijos”.

Así, a quienes dicen hacer oposición a la Maldad del Siglo XXI, se les perdona y se les “comprende” una y otra vez todas las vagabunderías que llevan a cabo con el Gobierno, con el mismo argumento. “Ellos son los que enfrentan al tirano”. Que termina sonando muy parecido al otro “… es que él es el padre de mis muchachos”.

De manera que a mucha gente poco le importa que los asociados de la Franquicia MUD, se hayan vuelto ricos y famosos haciendo negocios y “arreglos” con el NARCOESTADO. Que hayan estado claros y totalmente conscientes desde el tiempo del Revocatorio del 2004, del sistema de trampas electorales y manipulaciones electrónicas de TODOS los eventos comiciales que se han llevado a cabo en la muy “democrática” Venezuela desde ese entonces… Para recordar.

¡Confesadas por los mismos directores de la firma Smartmatic, en una rueda de prensa de hace tres años en la ciudad de Londres, con el objeto de lavarse la cara ante el inicio de la batería de sanciones impuestas desde la Oficina Oval!

Igual parece que no les importa y que “entienden” que la burla al país llegue al extremo año tras año con un “nuevo” cuento chino, siempre con el inicio fiscal dentro del primer trimestre. Renovado con formatos distintos, pero siempre tratando de hacer lo mismo: ¡NADA!

Acá, Adentro y Afuera, el “problema” no consiste en las malas palabras que usa El Mascaritas para señalar a estos dos grupos de pandilleros que se tienen repartido a todo un país. Ni tampoco que Pablo Medina vocifere y haga el distingo entre oposición y RESISTENCIA nacional. Ni que el Embajador Diego Arria sea persona Non Grata para Carlos Vecchio, Gustavo Tarre o alguno de los otros operadores de los “Vamos Bien” en los USA.

Ni yo, ni los millones de venezolanos de Adentro o de Afuera, tenemos como objetivo la destrucción de la oposición venezolana. Queremos lo mismo que tú: la salida del Régimen que tiene destruida a Venezuela y no deja que su gente viva en paz y prosperidad.

Pero en serio. ¡Sin joda!

El asunto es que yo y millones y millones de venezolanos de Adentro o de Afuera, entendimos hace años que hacer RESISTENCIA al NARCOREGIMEN en Venezuela, no es lo mismo ni se escribe igual que hacer de contrapeso “institucional” a un gobierno fallido, para darle alguna credibilidad internacional y ayudarlo a preservar su malvado poder. ¡Son dos “cosas” muy distintas!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: