Para siempre

Editorial / Venezuela RED Informativa

En Venezuela, como en todas las dictaduras bananeras, los cargos son eternos. El ministro de la Defensa esta para siempre. Igual que el pillo que se disfraza de presidente del Tribunal Supremo de Justicia. También la señora que se encarga de las trampas en el Consejo Nacional Electoral, que pretende salir con las patas pa lante del Set de Prensa. El metrosexual/fisicoculturista que atiende el negocio del Ministerio Público, según él, llegó para quedarse. Lo mismo que los hermanitos siniestros, hijos y herederos de un hampón común elevado a prócer de la patria, igual pretenden estar de por vida haciendo los mandados y los trabajos sucios por encargo a la red de malvivientes que explotan al pueblo venezolano.

Lo mismo ocurre con la oposición. Juan Guaidó continuará como presidente de la transición hacia ningún lado, por los siglos de los siglos. Los fulanos que “controlan” las finanzas de los partidos socialdemócratas y socialcristianos que muelen el dinero que les llega de afuera para la “recuperación de la democracia”, se harán viejos en sus lugares de “trabajo”.

Por eso, para todos ellos lo mejor que les puede ocurrir es que la miseria, el desastre y las penas que vive el pueblo de Venezuela sean eternas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: