PDVSA y Chevron volverán a mejorar crudo sintético en Venezuela bajo empresa mixta Petropiar

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la estadounidense Chevron planean volver a mejorar crudo en la planta que manejan en conjunto en Venezuela, bajo la empresa mixta Petropiar, que desde hace meses opera como un mezclador, dijeron tres personas familiarizadas con el caso.

Las compañías tienen previsto comenzar a producir crudo sintético conocido como Hamaca para su exportación a principios del próximo año, sostuvieron las fuentes bajo la condición de anonimato, por no estar autorizadas a discutir públicamente sobre ese cambio.

Petropiar dejó de producir Hamaca a principios de este año y desde julio ha estado operando como un mezclador de petróleo para producir crudo Merey, que es más pesado y principalmente se destina al mercado asiático.

En el pasado, la empresa mixta llegó a producir hasta 210,000 barriles por día (bpd) de Hamaca a partir del petróleo pesado de la Faja del Orinoco, donde están las mayores reservas de crudo de Venezuela y del mundo.

El crudo extra-pesado necesita ser mejorado o mezclado con otros más ligeros en las instalaciones cercanas al terminal de José antes de su exportación. Estados Unidos era uno de los principales demandantes de ese crudo sintético, hasta que la Casa Blanca impuso sanciones a Pdvsa en enero como parte de las medidas que buscan presionar la salida del presidente Nicolás Maduro, tras desconocer unas elecciones en las que fue reelegido para un segundo mandato.

No está claro de inmediato si Pdvsa tiene un cliente para la futura producción de crudo sintético Hamaca. “Será más difícil ubicarlo, pero siempre hay mercados”, dijo uno de los consultados.

Ni PDVSA ni Chevron respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios, señala la agencia Reuters.

El Departamento del Tesoro renovó el mes pasado la licencia de Chevron para continuar operando hasta enero en Petropiar y sus otras tres empresas conjuntas con PDVSA, bajo las sanciones vigentes, en la segunda extensión que otorga este año.

PDVSA dijo en el mes de julio que esperaba que Petropiar produjera unos 130.000 bpd de Merey, pero en septiembre se vio obligada a suspender la mezcla debido a los altos inventarios de crudo, una vez que las sanciones redujeron los compradores de Venezuela. La planta reinició operaciones un mes después y producía alrededor de 100.000 bpd de Merey. Las exportaciones venezolanas alcanzaron los 800.000 bpd en octubre, lo que ayudó a drenar la acumulación de inventarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: