¿Por qué la ONU debe ser eliminada?

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa

La respuesta resulta obvia. Su manutención es costosísima y el cumplimiento de sus fines es prácticamente nulo. Claro, que como organismo burocrático aparenta producir resultados beneficiosos para la comunidad internacional, creando tratados y cuantos instrumentos legales se les ocurra. Muchos de ellos hasta refieren los mismos temas, para que al final ninguno se aplique, son letra muerta.

Han creado todo un andamiaje burocrático para justificar su existencia y seguir otorgando beneficios solo a su gran nómina de políticos que han vivido sin trabajar y pretenden seguir hasta que se los permitan, mediante el engaño y la manipulación, es decir, “la diplomacia”.

Es cierto que esta posición es altamente controversial, claro no solo los políticos referidos viven de la ONU, sino todo el que de alguna manera recibe beneficios de ese elefante blanco, pero pasemos a preguntarnos, ¿aparte de decenas de instrumentos jurídicos que no se aplican, reuniones en los mejores parajes del mundo y pronunciamientos de condena cuando algún gobierno esbirro comete desafueros, qué hace de bueno, útil o justo?

Dónde y cuándo se aplicó el R2P; ¿dónde la Convención de Palermo, o el de moda ahora Protocolo Modelo para la Investigación Legal de Ejecuciones Arbitrarias o Protocolo de Minnesota?

¿Qué ha hecho el ñángara de Portugal, que llaman Secretario General, aparte de fortalecer el Foro de São Paulo y la barbarie del comunismo? y ¿qué ha hecho después de 15 años de privilegios la gambiana que llaman Fiscal General ante la CPI? o la insufrible chilena comunista que vino a Venezuela aparte de bailar y pretender legitimar al usurpador?

Veamos uno de tantos ejemplos, el caso de los kurdos en Siria, por ser similar al de los venezolanos. Los ejércitos de Siria y Turquía mataron cientos de kurdos, por apartheid y discriminación racial y
los terroristas del grupo ISIS los masacraron exhibiendo sus cabezas ante el mundo.

En vista de tanta locura, los kurdos intentaron negociar con diálogos, protestaron en las calles, reclamaron y exigieron sus derechos, pidieron muchas veces ayuda humanitaria y de observación a la ONU,
emplearon todos los métodos pacíficos de solución de conflictos, se mantuvieron en resistencia pasiva,
hicieron la marcha de las rosas y nada sirvió, igual los mataron sin piedad.

Ante el atroz genocidio, muchos actores políticos y organismos internacionales repudiaron, condenaron y otros verbos de desaprobación, de la barbarie, pero tales acciones no resucitaron a nadie ni pararon el holocausto criminal.

Mientras tanto, los enfluxados de la ONU proponían una solución diplomática frente a esos criminales, terroristas, desalmados y enloquecidos contra los kurdos, porque, como de costumbre, los gobiernos de China y Rusia vetaron, en el Consejo de Seguridad de la ONU, la ayudar a los kurdos, con la excusa de que no se podía violar la soberanía de Siria y respetar el principio de no intervención en los asuntos internos, sin consentimiento del verdugo y tirano autor de los crímenes.

Luego de tantas muertes, los kurdos tuvieron que tomar las armas para proteger a sus familias y muchos de la comunidad internacional, incluyendo la ONU, cuestionaron tal decisión. Los kurdos debían dejarse matar en paz.

¿Hasta cuándo hipocresía y falta de humanidad? todo porque los vagos de la ONU vivan con privilegios.

Rusia y China seguirán manteniendo a la ONU, porque de allí promueven el comunismo y vetan cualquier iniciativa para tutelar los derechos fundamentales de los pueblos. Son, sin duda, una plaga infame los gobiernos chinos y rusos, una desgracia para la humanidad.

La situación que se vive en Venezuela es similar a la del pueblo kurdo en cuanto a la desgracia y la falta de solidaridad de la comunidad internacional. Por eso y muchas cosas más los países del mundo deben dejar de financiar la sinvergüenzura de los bandidos de la ONU.

De la Orden de los Caballeros de Fénix.
Santos Luzardo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: