Quizás le interese Presidente

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa

Señor Presidente Encargado. Nunca está demás oír verdades desnudas porque de mentiras vestidas estará harto.

Reconozco que su periplo por los países que lo acogieron ha sido un éxito personal y una gran experiencia por vivir la opulenta distinción de un Jefe de Estado, pero esa gira debe ser, sin duda alguna, por lograr el apoyo necesario para salir de la tragedia nacional.

Sin embargo, no veo con optimismo su visita a EE.UU., por cuanto considero como error muchos aspectos que sucedieron, de los cuales solo escribiré los que no son disimulables como:

● No reunirse con Trump.
● No reunirse con Almagro.
● No reunirse con Martín.
● No recibir a la madre de un mártir venezolano.
● También en Canadá visitar a un probable hijo de Fidel Castro.
● La alocución del mandatario canadiense sobre la resolución de la tragedia de Venezuela, con la participación de Cuba y otras.

Todo esto ensombrece el posible beneficio para un pueblo destrozado, por lo que me permito ofrecerle como sugerencia un decálogo ejecutivo de acciones, que, créame, espera la gran mayoría de su pueblo.

Estas sugerencias, sin duda, son más beneficiosas para usted que para Venezuela, más por aquello de curarse en salud política, pero debe realizarlas porque el pueblo en su inmensa mayoría las espera. Hágalo por escrito, porque lo que escrito está, escrito queda, como diría el gran Ceti faraón de Egipto en su esplendor. No importa que nadie cumpla sus órdenes, hágalo por su bien.

  1. Ordene la salida de los extranjeros que invaden nuestro territorio con fines perversos.
  2. Prohíba la entrada de personas procedentes de China o que hayan pasado por ese país dos meses antes.
  3. Ordene desmontar y replegar los sistemas de armas que por voluntad de los tiranos cubanos han instalado en todo el país.
  4. Ordene a los militares con grados de Generales y Almirantes, indistintamente que no merezcan esos grados, a que acudan a la AN para ser interpelados sobres aspectos de seguridad y defensa de la Nación, donde se deberá destacar la presencia y actividades en territorio nacional de grupos irregulares, terroristas, del crimen organizado, milicias ilegales y los llamados colectivos armados.
  5. Nombre su gabinete y demás miembros de su gobierno, sin pago de sueldo, ni administración de recursos, ad honorem, para que espante a los politiqueros de oficio y si nadie se atreve, yo me ofrezco voluntario. Debe nombrar al ministro de la Defensa y su Estado Mayor, mejor si operan fuera del país para que organicen, doten y dirijan las FFAAN.
  6. Dé instrucciones para que la AN nombre al nuevo CNE y Poder Moral.

7.Declare la emergencia alimentaria y de salud y solicite ayuda humanitaria urgente por lo menos en los estados fronterizos: Zulia, Táchira, Apure, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Sucre, Nueva Esparta y Falcón.

  1. Informe al país los resultados prácticos de su gira y el beneficio para su pueblo, la desinformación después de un año al mando desanima a todos los que muy necesitados esperan ayuda, no los defraude.
  2. Instruya sobre la organización y participación de los diferentes sectores de la sociedad civil nacional para dar soporte y apoyo a la ayuda humanitaria.
  3. Solicite ayuda para realizar la aprehensión del reo condenado a 18 años y 3 meses de prisión. Es su obligación como Ejecutivo Nacional, y la forma más expedita para el cese a la usurpación.

No importa el orden, solo hágalas con la urgencia que demanda el hambre de su país.

Sepa o no olvide que mientras en la llamada cuarta República muchos políticos se distraían con sus negocios ilegales, Fidel Castro operaba con saña la invasión de la mente de la juventud en todas las universidades y liceos de Venezuela, usando todo lo imaginable, hasta cautivar los corazones cargados de demandas juveniles de justicia, manipulando sus emociones aún no decantadas con el canto popular de la Trova cubana y Alí Primera, hasta que logró su objetivo de apoderarse de nuestras riquezas. “El talento sin probidad es un azote”, decía nuestro Padre de la Patria.

Hoy, mientras muchos están ocupados en jugar a la política contra la antipolítica criminal y otro uniéndose al enemigo con el que no pudieron para lograr dividendos en todos los casos sin trabajar y mintiendo, es Raúl Castro ahora quien dirige la siembra de sistemas de armas para la guerra, convirtiendo al país ya devastado en una caja de pólvora, donde poco importa que muera hasta el último venezolano.

Su excelencia Presidente Guaidó. Toda esta tragedia realmente es por la locura de los comunistas contra los EEUU. Nosotros somos el país necesario para sus fines ulteriores, por eso el gobierno de ese país debe ser su primer aliado, pero usted no habló con su presidente, lo que sí estaban esperando todos los venezolanos.

De la Orden de los Caballeros de Fénix

[

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: