Resumen

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Nadie le tira a Juan Guaidó. Porque la verdad es que nadie le “tira al mamón macho”.

Ni él ni la Primera Dama Fabiana, son responsables de las docenas de torpezas acumuladas en ocho meses de esperanzas evaporadas. Ambos, marido y mujer, son “víctimas” de las circunstancias. Solo han estado en el momento, el lugar y las situaciones especiales que la “suerte” les ha puesto en sus caminos. Solo han salido del baúl de los muñecos, a pedido de quien y de quienes les han dado vida en la política.

Sin ánimos de ofender. Solo para poner los puntos sobre donde van, porque la trama familiar y personal de estos dos muchachos, NO pasa por los enormes intereses de toda una Nación en emergencia de genocidio. Su épica de saltos y aventuras no es ni mayor, ni mejor, ni más interesante, que la que nos puedan contar los otros 32 millones de venezolanos de Adentro, o aquellos que están dando brincos por medio planeta conocido.
¡La culpa es de quien le da el garrote al ciego…!

Desde el primer momento de esta sacada de culo nacional al “nuevo” período constitucional del Sr. Maduro y su Pandilla, se debió hacer gobierno. Adentro y Afuera no era suficiente con “contar” con Tarre, Calderón Berti, la Sra. de la Argentina, la amiga de Gustavo Cisneros en el Brasil y de Vecchio “rescatando” heroicamente la embajada en D.C. Sobre todo, después que los USA le entregaran al gobierno legítimo las llaves de CITGO, para algo más que para hacer los negocios de siempre, por los mismos cuatro gatos de malas costumbres de costumbre. ¡NO!

Con un calendario electoral caliente en USA desde el comienzo del año ’19, se “suponía” que había que iniciar desde el 10 de enero, el camino del cambio real del país con mucha velocidad y sin perder ni un solo segundo. Con la presión del Departamento de Estado que levantó el apoyo y el reconocimiento de más de 60 gobiernos del Mundo, aprovechando el “error” por exceso de confianza del chavismo de los últimos días, contamos desde el principio del año, con la Lámpara Maravillosa del Genio catire de Mr. Donald Trump.

Era el momento indicado y se habían construido las circunstancias de librito para rechazar masivamente, Adentro y Afuera, el cobro del cheque sin fondo emitido por Henri Falcón y su Banda de mamarrachos de la eterna Cuarta, con algo de la basura de la “nueva” Quinta, de mayo del año pasado.

Pero los aprendices de brujos de la “alta” estrategia política venezolana en cambio, dedicaron esfuerzos, pasión colectiva y recursos increíblemente grandes, a Conciertos de frontera. Al tema de las Ayudas Humanitarias para un país enfermo y hambriento, aun cuando estaban bien claros que “eso”, así, solo era un montaje mediático. Un fracaso real en lo práctico, a menos que se contara con los recursos militares mínimos, para hacer entrar a los camiones, y liberar un pedazo del territorio nacional.

Asunto algo más complejo y riesgoso, por cierto, que solo hablar guevonadas desde una tarima o jugar a las Asambleas Populares al estilo de Don Vicente Emparan, casi que con trajes de época. Total, que, para olvidar el asunto. Y echarle tierrita al fracaso por estupidez, le dieron “la vuelta” a la cosa. Y le entregaron las toneladas y toneladas de insumos de vida, a una de las Organizaciones Multinacionales más encochinadas que operan en nuestro país, con la “vista gorda” de Ginebra. Y también disponer de varios cientos de kilos de medicinas y alimentos USAID, para que Fabiana juegue a ser Doña Menca de Leoni, repartiendo comida adonde llega, como el Hada Buena en la Historia Mala…

Mientras, los mentecatos del Circo de Pulgas MUD, que de pendejos NO tienen un pelo, llevaron al Sr. Maduro otra vez a sentarse para hablar. Por primera vez con un libreto bien claro: ¿de qué manera la porquería del siglo XXI, quería salirse de este enredo? ¿Por las buenas o a pescozones? Y “aparecieron” los noruegos, suecos y europeos por recomendación de los que de verdad mandan en este país, lo cubanos. Como sacados de un sombrero.

Los cubanos, sabios tras más de 60 años de “experiencia” en genocidios, conocen los profundos rincones ideológicos, metodológicos y de complejos por dónde meterse, para “disuadir” al Mundo Libre sobre los “peligros” del imperialismo yanqui. La RATOCRACIA habanera, sabe de eso. Esa fue la misma “medicina” que trató de vender también en la era de la Guerra regada a lo largo de toda Centroamérica, en los años ‘70s y ‘80s. Si no hubiese existido Ronald Reagan, Oliver North y un George Bush padre en Washington, a esta hora todo el Continente “funcionaria” desde Cuba.

Insisto. Los tiempos electorales de Norteamérica NO dan para una aventura militar unilateral, que acabe con la porquería del siglo XXI, en este momento. Las cosas son como son. Pero se puede hacer mucho y de todo, mientras que la acumulación de tensión mundial gira nuevamente a nuestro favor, en un horizonte de tiempo de algunos pocos meses en el futuro. ¡Partirle el “gobierno” en dos mitades al chavismo de los últimos días, es una estrategia que debe funcionar! Jugar Adentro y Afuera al caos y al agotamiento de un sistema político incapaz de recoger la basura aculada por todas las calles. Un sistema político incapaz de controlar la circulación de su propia moneda. De producir y distribuir combustibles siendo un país petrolero, y dar un mínimo de soporte de vida occidental civilizada a 32 millones de personas, es más fácil de lo que se cree.

Solo bastan pequeños empujoncitos bien dirigidos, para terminar de hundir al chavismo de los últimos días. Montar un Gobierno a la Sombra o en el Exilio, o “Por Fuera”, o como los espabilados de las comunicaciones políticas decidan llamarlo, es subir la apuesta por la liberación de Venezuela al doble.

El gobierno ilegítimo le tiene horror a esa posibilidad. ¡Sabe lo que significa!

Arriba de la pérdida de movilidad económica y financiera internacional que las sanciones de la Oficina Oval le producen, un Gobierno Paralelo de Transición los dejaría en pantaletas políticamente. Solo y nada más podrían “funcionar” en el Lado Oscuro del Planeta. Solos. Nada más que en lo sucio. A escondidas. Como las ratas. ¡Como lo que son!

Y, “eso”, le pone límites y tiempos de vencimiento a su permanencia en el poder, en este Mundo Posmoderno del siglo XXI. Finalmente, estaríamos muy cerca del Principio del Fin.

Por favor, ¡échenle bolas!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: