Se corre el riesgo de perder a Venezuela

Leonaldi Rafael Meza / Venezuela RED Informativa

Mi diagnóstico actual: El venezolano echó a un lado la política y se preocupa de sobrevivir.

Ya son 21 años de destrucción de un país, no se visualiza ningún tipo de salida a la crisis política, económica y social, en las redes sociales que es el termómetro de qué es lo que la gente está pensando.

Se observa que el ciudadano común que padece las calamidades de un país destruido, muestra su rabia, frustración e indignación por tantos errores cometidos por la oposición, la gente se está preocupando de su sobrevivencia.

Ya no se ven aquellas defensas extremas hacia Juan Guaidó en las redes e inclusive se nota que su popularidad y aceptación se vinieron al piso. Ya no tiene discurso, se mantiene allí sin pena ni gloria, prácticamente se le observa como una referencia virtual en las redes sociales con una u otra declaración pero que pocas veces es noticia.

Solamente está como un operador financiero en algunas instituciones fuera de Venezuela a las cuales tiene acceso como Presidente Interino, como Citgo en EE.UU., Manómeros en Colombia y las donaciones y ayudas humanitarias que le llegan. Su confianza y credibilidad también están muy disminuidas.

Con el despojo que Inglaterra le hizo a Maduro del oro venezolano de las reservas del país para transferírselas al presidente interino como titular para su administración, en las redes sociales hubo una alarma. La gente de manera espontánea comentaba que ese oro de las reservas internacionales del país debe mantenerse en los bancos ingleses y que ninguno de los dos las administre. Esto, porque en Guardó tampoco hay confianza por los casos de corrupción de su entorno, y se correría el riesgo también que personas cercanas a Guaidó le pudieran echar mano a ese oro venezolano.

Por otra parte, están los conocidos radicales, María Corina Machado, Alberto Franceschi, Antonio Ledezma, Pablo Medina, Diego Arria, Aristeguieta Gramcko entre otros, que son los que han propuesto la salida a la fuerza pero que no se sabe el CÓMO materializar esa tesis. Ya fueron convocadas las elecciones parlamentarias, se harán y el régimen instalará la Asamblea Nacional con mayoría roja-rojita en la sede del parlamento.

Guaidó y el G4 ya dijeron que no participarían y que la opción que tienen es irse al exilio y montar un gobierno fuera del país, alternativa muy riesgosa que pudiera terminar perdiéndose el país.

leonaldirafaelmeza@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: