Todo tiene precio

Editorial / Venezuela RED Informativa

Detrás de la noticia de la detención e inminente extradición de Álex Saab para que dé cuentas a la justicia norteamericana hay mucha más tela que cortar.

Este Don Nadie, convertido en multimillonario playboy por obra y gracia de la “revolución bonita” del hampón de Hugo Chávez y sus bandas, es asistido jurídicamente por una de las mentes del mundo de las leyes iberoamericanas más emblemática de las dos últimas décadas.

Baltazar Garzón, el mismo hombre que movió cielo y tierra para llevar a la justicia por crímenes en contra de la humanidad a Augusto Pinochet, es precisamente hoy quien diligencia todos los artilugios legales, para salvar a Saab del uso de la braga naranja por muchos años en una cárcel federal, con todo y el acompañamiento de un afroamericano enorme, a quien preste servicios exclusivos como lavandera de ropa interior.

Lo mismo que con el “asunto Giuliani”, donde el exalcalde de Nueva York le hace de abogado al jefe de los Bolichicos en Madrid, el Sr. Betancourt, quien también es protegido y honrado por media corte de los Borbones.

El aún poderoso cañón de dólares sucios y petroleros del extinto Gobierno de Venezuela en manos de la Porquería del Siglo XXI demuestra nuevamente la increíble capacidad de “estas gentes” para comprar conciencias y nombres a punta de billete.

La pelea con ellos no es fácil. No nos engañemos, “estos” aún no está caídos. Porque medio mundo, tiene “pre$io”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: