Tranquilidad

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Pero, ¿por qué no? ¡Si aquí no pasa nada! Nadamos 32 millones de borregos, en el fango de la felicidad. Además, todos lo saben. Cuando las putas llegan a viejas, se meten a señoras. Normal. En cambio, nuestros políticos cuando envejecen, no dejan de ser lo que siempre fueron: ¡bandidos!

Eso explica por qué la NARCOPORQUERÍA del siglo XXI, nuevamente anda y “funciona” por su cuenta. Sabrosa y mandona. “Didáctica” y revolucionaria. ¡Chávez vive y Maripily sigue!

La revolución llegó para quedarse. El experimento cubano en tierra firme funciona. A trochas y a mochas, pero finalmente funciona. El parásito de Díaz Canel inclusive le recomienda al México del mequetrefe de López Obrador, que “compre” el paquete. Que ellos “venden” el instructivo del éxito por donde transita la triunfal Venezuela, con todo y manual. ¡Que de bolas!

Los desechos de todo el Continente pueden flotar tranquilos. “Donald Trump asusta, pero no golpea”. Eso hasta lo repiten los iraníes, socios sucios del proyecto del hombre nuevo en este hemisferio. La vida es bella… ¡para ellos!

Ciudades completas con un poder de fuego convencional y táctico, que flotan armadas hasta los dientes por los siete mares. Más de 60 bases militares esparcidas en todos los puntos neurálgicos del planeta. Algo superior al 23 por ciento del PIB terrícola…

Y el Departamento de Estado del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica hace un “exhorto” a aquellos países que aún no han reconocido al gobierno interino que preside Juan Guaidó, para que no dejen de hacerlo. Y a aquellos otros que tienen negocios o le aguantan el dinero sucio al Sr. Maduro y su banda, que se dejen de “eso”. ¡Por favor! ¡No me jodan!

¡Estamos de bromas!

Eso explica con todas sus letras la confianza y seguridad del Capitán Cabello, para el lanzamiento de su “nueva” misión, “Róbate tu Casa”. Un “censo” sin la asistencia ni mucho menos la presencia del Instituto Nacional de Estadística, con el único objetivo de inventariar cuales viviendas están “disponibles” para que el lumpen de costumbre, le eche mano.

Otra riqueza nacional lograda por la porquería del siglo XXI, sin el esfuerzo del trabajo. ¡Simple y vulgar robo! Al mejor estilo cubano, por su puesto. A mi abuelita, cuando se embarcó en el puerto de la Habana en los años ‘60s. con destino a Venezuela, le confiscaron los “milicianos” de siempre, tres lápices mongoles, un reloj cucú que había dado vueltas por mi familia durante tres generaciones y una muda de ropa extra que llevaba. Solo salvó su biblia. A estos hijos de la gran puta no le les llama la atención “ese” Libro.

¡Qué vaina!

¡Nos persiguen estas alimañas! Así, la “Misión Róbate tu Casa Equipada” arranca con todos los hierros. Un “censo” de viviendas se inicia por los impresentables semi analfabetos del Capitán Cabello, y los “Vamos Bien” siguen pegados con su cuento del “Cese de la Usurpación”. Un fuerte jalón de orejas al remozado Edgar Zambrano, tras su salida del Fuerte Tiuna Spa-Resort y las advertencias del Secretario Pompeo repetidas hasta el cansancio como disco rayado, por una Oposición del Circo de Pulgas MUD, en permanente estado de optimismo.

El país, en lo funcional acusa normalidad. “Sin Novedad en el Frente”, como escribiría Erik María en medio de las trincheras del Frente Occidental durante la Primera Guerra Mundial. Poco importa si la Venezuela que conocemos dejó de funcionar. Una nueva ola de terror arranca segura y envalentonada, desde el sadismo institucional de los NARCOGOBERNANTES.

Para los que estamos Adentro y también para aquellos que dejaron sus casas y corotos, con la esperanza de regresar o porque no consiguieron vender lo que tenían, porque no aceptaron cobrar una fracción grosera de su valor real…

La NARCODICTADURA, segura y confiada de su absoluto y todopoderoso control sobre el país, sin oposición real que valga la pena, retoma el “librito” del miedo, del robo y de todo lo sucio y retorcido que es capaz de llevar a cabo… institucionalmente.

Se mea en los norteamericanos. En Donald Trump. En Mike Pompeo. En el mismísimo padre de Leopoldo López, el Eurodiputado y en la madre que lo parió. Están por su cuenta. La Revolución Bolivariana retoma su mando.

Y así, mientras los números de las encuestas de preferencias se mantienen estancados.

Mientras los aspirantes a las Primarias del Partido Republicano siguen duros. Y mientras lo electoral les tenga amarrada las manos para la acción a la Oficina Oval, estos hijos de la gran puta seguirán confiados y felices. Para eso cuentan con la Vieja Europa. Con la Sra. Mogherini. Con los rusos que no tienen preocupaciones democráticas. O con los chinos que masacran a sus manifestantes en Hong Kong, al estilo guarimba.

Mientras que acá, Adentro, la Resistencia no termina de comprender que con la Oposición NO se cuenta. Que el país es asunto de nosotros. Que la Oposición MUD nos quiere entretener con acusaciones entre los “nuevos” y los “de siempre” aliados del régimen, que beben y comen sabroso, mientras millones de venezolanos se acuestan todas las noches con hambre.

Acá, mientras que la fuerza del rechazo no se comprima en un movimiento general, racional y valiente de Resistencia, solo nos tocará esperar a que pasen las elecciones norteamericanas de noviembre 2020. Y tener fe en Dios y en Donald J. Trump, actuando militarmente en contra de esos facinerosos y sus “asociados”, cuando les salga del forro. Pero para eso, si no hacemos Resistencia de verdad verdad, tragaremos increíbles porciones de patria…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: