Venezolano Endry Villalobos en Chile entrena campeones en Gimnasia

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Endry Villalobos, de 34 años, y miembro del Club Santiago Gym, cuenta su historia de superación tras dos años en Chile.

El sábado 19 de octubre Endry Villalobos, entrenador venezolano del Club Santiago Gym, acompañaba a la mayoría de sus pupilos durante la celebración de la Copa Alemania, en el Club Manquehue, de Santiago, cuando se enteró de la noticia: la chilena Valentina Cepeda, de 11 años, acababa de ganar medalla de oro en AC3 (Viga) el Sudamericano de Colombia con 83.325 puntos. Además, logró plata en Suelo y otra en Asimétricas.

“Me sentí muy feliz por ella, por el club, y por todos los que fuimos parte de su preparación”, recuerda Villalobos, quien asegura que no resultó sorpresivo el resultado por el talento de Cepeda y el trabajo en equipo de Felipe Piña, Valentina Macías, Clara Álvarez y su persona, como entrenadores y jueces, además del personal administrativo, kinesiología y apoderados de la niña.

Atribuye el éxito de Valentina Cepeda, por tanto, al colectivo y trata de desmarcarse.

En realidad, todos los entrenadores manejamos todas las categorías y todos los grupos, cada uno tiene su aporte en cada grupo”, comentó.

Villalobos tiene alma de campeón y sabe superar obstáculos e ir por sus sueños. Quienes los conocen, dicen que con los niños tiene el don de mentalizarlos hacia el éxito con disciplina y trabajo.

El entrenador, quien nació en Maracaibo, llegó a Chile el 2 de febrero del 2018 por carretera, con un grupo de nueve amigos que en el camino se volvieron familiares.

Me recibieron dos grandes amigos: Leonard y Astrid. Ellos me abrieron las puertas de su hogar sin deberles nada y sin esperar nada a cambio, eso fue un plus para situarme donde estoy ahora”, recordó.

A los dos meses pudo traerse por aire a su esposa Tania Rivera junto con Tatiana, su hija de tres años. “No quería que pasaran roncha y esperé poder alquilarles algo. Todo inicio suele ser muy duro”.

Alma y corazón de atleta: Endry se graduó como Comunicador Social en la Universidad Cecilio Acosta, en Maracaibo, pero siempre estuvo enfocado en ser un atleta.

Esta pasión lo llevó a participar y certificarse en varios cursos de medicina deportiva y disciplinas como el futbol y futsal, además de formarse como entrenador e instructor.Logró trabajar como profesor de Educación Física gracias al Instituto Fe y Alegría, en Cristo Rey, en Maracaibo, donde permiten a profesionales con certificados y cursos dar clases si cuentan con experiencia. “Ahí nace mi carrera como entrenador y luego fui a la escuela de Guerreros del Zulia”, recordado equipo de futsal de la región, cuenta.

En Venezuela tuvo una carrera ascendente al punto de convertirse en coordinador del club deportivo del prestigioso Instituto Americano Joseph John Thomson, donde cosechó importantes lauros con equipos de futsal de varias categorías. También era personal Administrativo en la Escuela Básica Guzmán Blanco y entrenador -coordinador de la escuela RM Futsal.

Lo suyo no era la gimnasia, pero el mundo da vueltas y el tesón y las ganas de evolucionar se impusieron.  Ni de cerca imagino que formaría niños en esta disciplina.  Me gustaba verla, pero no tenía idea que podía aprender tanto y tener esa nueva profesión”, reveló.

Un maestro, un club: El 12 de mayo de 2018, tres meses después de arribar a Santiago, Villalobos comenzó su trayectoria en el Club Santiago Gym.

No me da vergüenza hablar sobre el no saber nada de la gimnasia al inicio, porque ahora considero que me he vuelto un excelente entrenador por lo que he aprendido y lo duro que trabajado para aprender. De estudiar a diario hasta entrenar como gimnasta para estar siempre en el lugar de mis atletas”, confesó.

Ingresó al club con una carpeta robusta de experiencia como entrenador, preparador físico e instructor en entrenamiento funcional, pero la disciplina deportiva no era su fuerte.

Hasta los nombres de los ejercicios son diferentes entre Venezuela y Chile, pero con el apoyo de los propietarios empecé mis clases como entrenador, durante varias horas los sábados. Mi profesor Alfredo Pizarro, un famoso entrenador y juez Internacional, fue el encargado de acelerar ese proceso”.

Después de casi dos años en el club y en Chile, este fanático del Manchester United en la era Ferguson se siente pleno, pues en sus palabras ha tenido la dicha de entrenar en varios campeonatos de nacionales e incluso a la actual campeona sudamericana. “Eso resulta muy gratificante”, sostiene. Se confiesa admirador del chileno Tomás González y de la estadounidense Simón Byles.

Pero Endry no es el único venezolano en el club. Destaca la presencia en el equipo de competencia de dos coterráneos que van muy bien encaminados que van a poder representar a Chile en esta disciplina.

Cristóbal Hernández, de 9 años, es muy bueno en anillas y suelo, el otro es Daniel Madera, de 7, y su mejor aparato es suelo”, manifestó.

Hace poco, su constancia y su incipiente huella como entrenador, le abrieron las puertas para una marca chilena de ropa deportiva lo llamara a formar parte de su equipo.

En realidad, no soy ningún modelo. Conocí SWO por medio de un colega que me presentó a sus propietarios y ellos me propusieron ser su imagen como entrenador y por eso estoy vistiendo su marca. Su principal imagen es Víctor Allendes que es el campeón mundial en calistenia, también venezolano por cierto”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: