Venezolanos en Ecuador preocupados porque los culpan de aumento de gasolina

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Manuela Urdaneta, una zuliana oriunda de Ciudad Ojeda en la Costa Oriental del Lago, migró a Ecuador hace un año, en busca del bienestar propio y el de su familia, sin imaginar que la decisión gubernamental de incrementar el precio de la gasolina en ese país iba a exacerbar los actos de xenofobia contra ella y sus coterráneos.

La mujer, de 57 años, relató su cotidianidad en la última semana a un conocido diario zuliano, tras el anuncio del pasado 2 de octubre del presidente ecuatoriano Lenin Moreno, quien eliminó el subsidio a los combustibles que se había mantenido en el país andino por casi cinco décadas. El decreto elevó el precio de la gasolina «extra» en poco más de $ 0,50 por galón, equivalente a 3,78 litros.

“Los indígenas dicen que quieren la cabeza de nosotros los venezolanos, porque el Gobierno nos está dando dinero. Nos acusan de beneficiarnos con el aumento de la gasolina, cuando la verdad es que lo poco que tenemos es porque trabajamos. Sudamos para pagar el arriendo y todos los servicios. El Gobierno no nos ayuda en nada”, expresó Urdaneta con tono de desesperación.

Hay una campaña malintencionada que circula en las redes sociales y mensajería de WhatsApp en Ecuador, en los cuáles grupos xenófobos aseguran que el Gobierno ecuatoriano subsidiará la estadía de los venezolanos con el aumento del precio de los combustibles. Los indígenas, en su mayoría creen esta tesis y amenazan con exterminar de sus tierras a todo extranjero que quiera quitarles sus beneficios.

Desde el pasado fin de semana las comunidades indígenas de Tungurahua, Pichincha, Cotopaxi, Imbabura, Azuay, Santa Elena y Chimborazo, mantienen bloqueos en las carreteras y se movilizan en contra del decreto 883 que eliminó el subsidio a los combustibles.

Movimientos de indígenas, armados con palos y fuetes, han desatado una ola de protestas y enfrentamientos con las autoridades y los venezolanos. Al Gobierno lo acusan de estar de espalda al pueblo y a los venezolanos de causar los desequilibrios económicos en esa región.

Ante el miedo por las amenazas que profesan grupos anárquicos, Urdaneta y su familia se vieron en la necesidad de buscar un nuevo lugar donde vivir, “porque temo que, a mi hija, nietos y a mí nos pase algo malo”.

En un audio, que llegó a nuestra redacción y que es difundido a través de WhatsApp se puede escuchar como un ecuatoriano reprocha que “los venezolanos adquirieran productos gratis, con el dinero de nosotros, porque el Gobierno les subsidia sus compras”.

Así como Urdaneta, Graciela Iriarte, venezolana, quien reside desde hace seis meses en Quito, lamentó que haya tenido que tomar previsiones, “ni siquiera hemos podido salir a trabajar por recomendación de las diferentes ONG venezolanas para no ser atacados y deportados. Tenemos casi una semana encerrados en nuestros cuartos”.

Tuvimos que dejar de hacer nuestras cosas por temor a ser agredidos por ecuatorianos xenófobos y por los indígenas que se la tienen jurada a los venezolanos. La gente está alzada”, precisó Iriarte, quien es nativa de Maracaibo. Tras la fuerte tensión suscitada en territorio ecuatoriano por el incremento de la gasolina, Urdaneta planea cambiarse de provincia, mientras otros venezolanos; mujeres embarazadas y niños buscan desplazarse hacia Colombia e incluso volver a Venezuela.

Una periodista zuliana, también radicada en Quito, alertó, a través del Facebook, a sus compatriotas sobre la ola de desinformación que se viene generando. “La supuesta tarjeta, que según regala el gobierno ecuatoriano para nuestra manutención, es algo totalmente falso”. La manzana de la discordia, es una ayuda económica que reciben todos los extranjeros en ese país, que es emitida por la HIAS Ecuador-una Organización Judía Global que protege al refugiado cuya vida se encuentra en riesgo- y que trabaja de la mano con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

La asistencia, de 25 dólares al mes, es entregada a migrantes en condición de pobreza extrema, a través de una tarjeta de débito con la que los extranjeros pueden costear sus alimentos.

Más rechazo

Otra de las razones por la que los venezolanos temen por su integridad se debe a las acusaciones por parte del gobierno de Moreno en contra del presidente venezolano Nicolás Maduro, de generar, junto al ecuatoriano Rafael Correa, los focos de disturbios e inestabilidad social en la región.

Moreno asegura que Maduro y Correa están financiando las manifestaciones en Ecuador, esto afecta a los connacionales establecidos en ese país. Muchos de los que han aceptado el nuevo precio de combustible y que están de acuerdo con las políticas de Moreno rechazan estos actos violentos que suma un muerto, decenas de heridos, detenidos y daños al patrimonio. Muchos, hasta aseguran que son venezolanos pagados por el gobierno de Maduro que han venido a crear el caos”, recalca Iriarte.

Ahora los ecuatorianos nos culpan hasta de los destrozos en la ciudad. Mi gente no salga, que corremos peligro en la calle”, alertó la periodista zuliana ante el incremento de xenofobia en Ecuador. Cáritas desmiente: Ante el exacerbado bombardeo de rumores y ataques contra los venezolanos, la organización Cáritas de Ecuador desmintió la hipótesis de que el gobierno de Moreno brinde beneficios a nuestros connacionales.

En redes sociales circulan audios, fotografías y vídeos afirmando erróneamente que el gobierno de Ecuador entrega bonos a migrantes venezolanos, aclaramos lo siguiente: Las tarjetas entregadas son otorgadas por distintos organismos no gubernamentales e internacionales”, recalca Caritas.

La Pastoral Social destacó que las ayudas se entregan a “familias y personas migrantes en necesidades especiales y se encuentran en situación de vulnerabilidad” por ende no solo se entrega a venezolanos, sino a cualquier ciudadano extranjero. Ni los ecuatorianos ni el Estado aportan ninguna cantidad para estos bonos, esta ayuda funciona solo con fondos de cooperación internacional y Naciones Unidas”, resalta el comunicado.

Cáritas de Ecuador hizo un llamado a la ciudadanía en general “a no promover, ni difundir mensajes que inciten a la xenofobia y discriminación hacia las personas migrantes y refugiadas que se encuentren en Ecuador”.

Se pronuncia el HIAS: Ante la desinformación desatada en las redes sociales contra los venezolanos, la Sociedad Hebrea para la Ayuda al Inmigrante (HIAS), aclaró que el Gobierno de Ecuador avala sus funciones dentro del territorio pero que no destina fondos para los migrantes.

Aclaramos que el desarrollo de nuestras funciones lo hacemos en coordinación y con el aval del estado ecuatoriano, pero que éste no financia ni está involucrada en la entrega de la asistencia. Los fondos para esta asistencia provienen exclusivamente de nuestros donantes”, destacó la ONG a través de un comunicado.

ACLARACIÓN: La asistencia brindada por @ACNUREcuador y @HIAS_ECUADOR a personas refugiadas en Ecuador responde a su mandato de naturaleza exclusivamente humanitaria y apolítica, y es financiada exclusivamente por sus donantes.

En tal sentido, la Acnur invitó a la colectividad ecuatoriana, “a informarse por canales oficiales y a abstenerse a compartir información no verificada”.

Beneficio para pensionados ecuatorianos: El miércoles 9 de octubre, Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social de Ecuador, informó que el próximo 10 de octubre se prevé realizar un ajuste de 15 dólares a las pensiones de los ecuatorianos con la finalidad de “compensar” el incremento de la gasolina.

La funcionaria destacó que al millón de ciudadanos que reciben los distintos bonos otorgados por su Gobierno, se sumaron 340 mil que ya están definidos en el último registro realizado por el organismo.

Mencionó que ya tienen un presupuesto de 200 millones de dólares para respaldar los $ 15 que serán cancelados en los próximos días, “al momento ya el ministerio maneja un presupuesto de 840 millones de dólares, este año vamos a terminar el año fiscal con $ 1.040 millones en protección social”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: